Terafis fisiopilates

Fisiopilates. El complemento perfecto para tu salud

El Fisiopilates combina a la perfección los ejercicios del método Pilates con la experiencia de la fisioterapia.

Por ello es una forma de garantizar la perfecta ejecución de los ejercicios para evitar lesiones y mejorar la salud y el equilibrio corporal.

En el Fisiopilates seguimos los principios del método Pilates y con un valor añadido.

Además somos fisioterapeutas, conocemos la anatomía y la patología de nuestros pacientes. Estamos formados clínicamente para aportar el mejor tratamiento a cada uno de vosotros.

Porque entendemos que no todos tenemos las mismas necesidades. Nuestras clases están enfocadas a la individualidad dentro del grupo.

¿Qué es el método Pilates?

Pilates es una mezcla de varias disciplinas, un entreno físico y mental.

Este método se dio a conocer por Joseph Humbertus Pilates  a principios del siglo XX en Alemania y posteriormente se desarrolló ampliamente en estados Unidos, donde se hizo realmente famoso.

Y lo más importante es que Pilates supuso un cambio en la forma de realizar actividad física y hoy por hoy se sigue considerando uno de los mejores métodos de entreno terapéutico.

El método Pilates surgió como una disciplina terapéutica para su propio creador, puesto que siempre fue un niño enfermizo. Y con los años llegó a convertirse en un auténtico deportista.

Y os preguntareis por qué os explico su vida. Pues bien, es con el objetivo de que entendáis que las limitaciones nos las ponemos nosotros mismos. Si haces ejercicio tu organismo siempre mejora.

Y si ese ejercicio es guiado por un fisioterapeuta, tenemos en el Fisiopilates la combinación perfecta.

¿Y el Fisiopilates?

El Fisiopilates es una herramienta terapéutica de rehabilitación funcional y reentreno de la propiocepción y la motricidad que está basada en los ejercicios de Pilates.

De esta manera respetando la biomecánica, la fisiología y morfología de cada uno de nosotros obtenemos muy buenos resultados en nuestros pacientes.

El fisiopilates busca mejorar los recursos del propio individuo mejorando sus capacidades innatas.

Qué obtenemos al hacer Pilates.

Es importante que sepas los muchos beneficios que obtienes cuando practicas Pilates de forma regular. Te los detallamos:

  • Fuerza
  • Flexibilidad
  • Coordinación neuromuscular
  • Fluidez en los movimientos
  • Aumentar la capacidad pulmonar
  • Integrar el control de la respiración
  • Mejorar la postura
  • Integración cuerpo-mente
  • Ganar estabilidad y el equilibrio
  • Mejor calidad de vida
  • Relajación física y mental

Objetivos del Fisiopilates.

Ya te hemos comentado que resulta ideal que los ejercicios de Pilates estén dirigidos por un fisioterapeuta. Esto es lo que buscamos con ello:

  • Desarrollar, mantener y restaurar el movimiento y la función del organismo.
  • Establecer una fisioterapia activa con el fin de implicar al paciente en su recuperación y mejora de su salud.
  • Integrar patrones de movimiento adecuados y reeducar los alterados.
  • Optimizar la manera de moverse es igual a eficiencia energética así generaremos automatismos adecuados a partir de nuevos patrones biomecánicos saludables.
  • Ser conscientes de nuestra respiración.

Funciones del fisioterapeuta en el Fisiopilates

Como fisioterapeutas, nos ocupamos que podáis obtener el máximo beneficio de esta práctica. Por eso nuestras funciones son:

  • Evaluar individualmente el movimiento y la función de cada uno de nosotros.
  • Pautar y programar ejercicios adecuados a cada individuo.
  • Guiar, dirigir y facilitar el movimiento.
  • Favorecer la continuidad y adherencia al tratamiento.
  • Prevenir posibles lesiones y/o recidivas
  • Establecer un método de enseñanza que favorezca el aprendizaje
  • Promocionar la salud

Objetivos específicos del Fisiopilates

Con el Fisiopilates podemos abordar diferentes áreas, en función de las necesidades terapeúticas de las personas.

Traumatología

  • Recuperación de la movilidad activa
  • Mejorar la fuerza muscular
  • Restablecer la funcionalidad

Neurología

  • Reeducación del patrón de movimiento al restablecer el control neuromuscular y mejorar la flexibilidad de los nervios.

Patología respiratoria

  • Aumentar la capacidad pulmonar mediante el control de la respiración mejorará la resistencia cardiorespiratoria.

3ª Edad

  • Mantenimiento de la funcionalidad mejorando la movilidad con el objetivo de prevenir caídas.
  • Favorecer la autonomía de la persona economizando la funciones del organismo y atenuando el dolor

Ansiedad/stress

  • Conexión cuerpo-mente  (consciencia corporal )mejorando la respiración  y calmando al Sistema Nervioso Simpático.
  • Mindfullness.

Principios básicos del Pilates y Fisiopilates

terafis principios pilates

El concepto Elongación Axial en Fisiopilates hace referencia a:

  • Descomprimir las articulaciones mejorando la contracción muscular y umentando la movilidad del raquis.

La activación muscular del Core estabiliza la columna lumbar a través de:

  • Activación de la musculatura del suelo pélvico y multífido junto con la contracción del transverso del abdomen.

Conseguimos control de la zona neutra gracias a:

  • Valoración de la movilidad completa de la pelvis principalmente y a partir de aquí evitamos las compensaciones y cumplimos la regla del no dolor.  Y todo ello acompañado de aprender a respirar.

Importancia de la disociación del movimiento:

  • Dar movilidad a las grandes articulaciones como los hombros, las caderas y el raquis lumbar y mover la columna en general nos aporta confianza y evita lesiones.
  • Ser capaces de movilizar los hombros aisladamente del resto de la cintura escapular evitando las compensaciones.

Uno de los grandes objetivos del Fisiopilates es la Integración del movimiento.

Gracias a esta integración conseguiremos restablecer patrones adecuados y mejoraremos nuestra salud física.

No hay ganancia sin integración y para conseguirlo necesitamos:

  • Conciencia del movimiento. Focalizarnos en lo que estamos haciendo y ser conscientes del cambio que estamos provocando en nuestros patrones.
  • Realizar un aprendizaje guiado y autónomo a base de repetir los ejercicios con el fin de automatizarlo de forma inconsciente.

Material que utilizamos en Fisiopilates.

terafis material fisio pilates

El objetivo de nuestros grupos de Fisiopilates en Terafis es dotar a nuestros pacientes de una mejor salud física y mental.

Y por eso es muy importante para nosotros realizar una primera visita de valoración de osteopatía si todavía no eres paciente del centro. Así podemos conocerte mejor y saber cuáles son tus dolencias y tus necesidades terapéuticas.

Por eso seguimos avanzando siempre con vosotros y para vosotros.

 

Así que si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

Terafis dieta cetogénica

¿Qué es la dieta cetogénica y cómo se hace?

Lo primero que hemos de tener claro es que una dieta cetogénica no es igual a una dieta proteica y eso te lo vamos aclarar en este post.

Hay dos maneras de obtener cuerpos cetónicos como sustrato energético para nuestro organismo;

  • consumiendo muchas proteínas
  • consumiendo muchas grasas

Pero esto debe ir acompañado de una baja ingesta de carbohidratos.

Pero te estarás preguntando qué es toda esta palabrería que os estoy contando, pues bien empecemos por el principio.

¿Qué es una dieta cetogénica?

La dieta cetogénica es baja en hidratos de carbono: se quema la grasa para obtener energía.

Los hidratos de carbono se limitan a un máximo de 50 gramos por día, lo que significa que el total de calorías que entran en su cuerpo va a provenir de; los hidratos de carbono (5%), proteínas (30%) y grasa (65%) aproximadamente.

 

¿Cuál es el objetivo de la dieta cetogénica?

El objetivo de una dieta cetogénica no es solo adelgazar, que también, si no que lo que realmente se busca es un “reset metabólico”.

Con la dieta cetónica buscamos optimizar nuestros recursos naturales para obtener un cuerpo más saludable.

 

La pérdida de peso en una dieta cetogénica es una consecuencia natural, no se puede evitar, hasta que el organismo llega a su peso ideal.

Nuestro organismo está acostumbrado a utilizar el azúcar como energía, lo que nos ha convertido en esclavos del consumo de carbohidratos. Cada vez necesitamos comer más hidratos de carbono y más veces al día.

Como las reservas de glucosa son limitadas y además se agotan muy deprisa, necesitamos comer glucosa para poder sobrevivir lo que nos hace unos auténticos adictos al azúcar.

¡Tanta azúcar al final te pasa factura y por eso en algunos casos aparece una diabetes o triglicéridos o colesterol altos!

Hemos estado comiendo tanta azúcar que nuestro organismo se ha olvidado de utilizar las grasas como sustrato energético para funcionar. Pero aún estamos a tiempo de “resetear” nuestro cuerpo con una dieta cetogénica adecuada.

De esta forma nuestro organismo creará cuerpos cetónicos para que sean utilizados como sustrato energético en lugar de la glucosa.

El objetivo, entrar en cetosis para obtener más energía.

Parece ser que numerosos estudios apuntan a que las grasas son mejor fuente de energía que los carbohidratos, más lenta pero más eficiente.

Por eso la dieta cetogénica también es más eficiente y saludable para nuestro organismo.

Simplemente compara; cada gramo de grasa nos aporta 9 Kcal, cada gramo de carbohidratos solo 4 Kcal. Los datos hablan por sí solos.

 

¿Cómo se hace una dieta cetogénica?

Tal y como hemos comentado antes los porcentajes de macronutrientes en una dieta cetogénica son los siguientes:

  • 65-75% grasas
  • 15-20% proteínas
  • 5-15% carbohidratos

Y la pregunta del millón: ¿qué alimentos debo comer o evitar en una dieta cetogénica?

La recomendación es evitar todos los cereales, las legumbres, los tubérculos y aquellas frutas más dulces o con más carbohidratos en su composición.

Y por su puesto todos los edulcorantes excepto la estevia.

La dieta cetogénica recomienda un alto consumo de grasas saludables como AVOE, aceite de coco, coco, leche y yogurt de coco, aguacate, ghee, pescados azules y carnes ecológicas de pastura en libertad, huevos eco y frutos secos y semillas previamente remojadas.

Los vegetales están permitidos en la dieta cetogénica sobretodo los de hoja verde y algunas hortalizas, en función lo estricto que quieras ser con la dieta.

Aquí podéis ver una pirámide alimentaria de dieta cetogénica.

Terafis pirámide dieta cetogénica

Cómo saber que has entrado en cetosis.

Para saber si tu dieta cetogénica está siendo eficaz es importante conocer si has entrado en cetosis.

Y para ello lo mejor es comprar unas tiras en la farmacia o en internet para hacer análisis de orina por las mañanas en ayunas.

De esta manera podrás controlar tu evolución.

También existen una serie de síntomas al principio que te pueden indicar que estás entrando en cetosis:

  • Cambio en el aliento.
  • Subidón de energía o por lo contrario sensación de cansancio.
  • Ligero dolor de cabeza.

Es una sintomatología típica al principio de una dieta cetogénica.

Beneficios de la dieta cetogénica

Existen muchos estudios sobre las dietas cetogénicas y sus beneficios se encuentran a muchos niveles, como puedes ver a continuación.

  • Pérdida de peso efectiva y controlada. Gracias a la quema de grasas contínua.
  • Aumento de la energía vital, más ganas de hacer cosas y moverte.
  • Mejora la calidad de la piel en casos de eccema, psoariasis y acné.
  • Minimiza la ansiedad por comer dulce.
  • Estabiliza los niveles de glucosa en sangre.
  • Combate la inflamación. Se ha observado que la citoquinas inflamatorias disminuyen al entrar en cetosis.
  • Cáncer: Hoy en día es una de las enfermedades más estudiadas y por ello en cuanto a la dieta no va a ser menos, los efectos de la dieta cetogénica en el cáncer están en el punto de mira. Muchos tipos de cáncer dependen de la glucosa para proliferar y la dieta cetogénica precisamente les priva de ella.Al reducir la glucosa se mata al cáncer de hambre.
  • Muscular: Estudios demuestran que con menor ingesta de proteína, pero suficiente, no solo no se pierde masa muscular sinó que se conserva y se puede mejorar.
  • Mejora el estado de ánimo y la depresión siempre que sean secundarios a una neuroinflamación.
  • Reduce el estrés oxidativo.
  • Equilibra el sistema inmunitario.
  • Efecto anti-aging.
  • Previene de enfermedades neurológicas. Debido al alto contenido de omega 3 en la dieta cetogénica.

Riesgos de la dieta cetogénica

Lo primero de todo es que no se recomienda hacerla por tu cuenta, sería un error.

La dieta cetogénica al principio es difícil de equilibrar.

Por eso siempre se recomienda el asesoramiento de personal cualificado para llevar a cabo una dieta cetogénica.

Si padeces alguna enfermedad, mucho cuidado, y consulta siempre primero a un profesional sanitario. Debes prestar mucha atención y no descuidar la ingesta adecuada de micronutrientes.

Las vitaminas, la fibra y los minerales son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Cuidado con limitar las verduras, muy ricas en estos micronutrientes, hay me comerlas en cantidades suficientes, sobretodo las de hoja verde.

Mejor comerlas crudas o cocinadas a baja temperatura durante bastante tiempo.

No cometáis el error de pasaros con las proteínas puesto que éstas se acaban convirtiendo en glucosa mediante la gluconeogénesis.

Receta para desayunar.

 Como ya sabemos que la comida y la cena son más fáciles de llevar aquí os dejo una receta de dieta cetogénica para el desayuno.

¡Espero que os guste!

1 yogurt de leche de coco pura

Frutos rojos

Frutos secos

Terafis desayuno dieta cetogénica

Bien, ahora ya tienes información para mantener un cuerpo más saludable. Hemos dado un paso más en la evolución hacia la salud, porque:

La salud es lo más valiosos que tenemos.

 

Así que si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

Terafis epicondilitis padel

Epicondilitis. Lesión habitual en jugadores de pádel.

La epicondilitis en el pádel seguramente es una de las lesiones más típicas con las que nos ha tocado lidiar si queremos practicar este deporte.

Pero claro está que no le pasa a todo el mundo. Sobretodo, es más común en los que empiezan porque no dominan la técnica y no sujetan bien la pala.

También es muy habitual en aquellos que juegan muchas horas a la semana y hacen un sobrecarga de la musculatura del antebrazo.

Aunque sea habitual en el pádel, la epicondilitis la sufren muchas otras personas como los que trabajan con un ordenador.

 

¿Qué es la epicondilitis o codo de tenista?

Es una afección dolorosa de los tendones que se unen al hueso en la cara lateral externa del codo.  Concretamente los tendones de los músculos extensores de muñeca.

El músculo directamente implicado en la epicondilitis es el extensor radial corto del carpo.

 

¿Porqué se produce la epicondilitis?

Observamos que existe una degeneración en la unión del tendón con el hueso.  Lo que aumenta la tensión en la zona y debilita las estructuras.

Existe un dolor al efectuar ciertos movimientos en los que el músculo afectado entra en acción. Así levantar pesos, sujetar o agarrar algo se convierte en un infierno para todo los que tenéis una epicondilitis.

 

¿Cuáles son las causas de la epicondilitis?

Pueden ser diversas, relacionadas o no con el deporte.

Laborales:

La epicondilitis se da en trabajos que requieren manualidad, donde se realizan movimientos repetitivos o que requieren fuerza.  Las personas que trabajan con ordenador, en una cadena de montaje, carniceros, pescateros, pintores… etc, son muy sensibles a padecer este tipo de lesión.

Traumáticas:

También puedes tener una epicondilitis si tienes la mala suerte de darte un golpe directo en el codo, como un accidente. El tendón se inflamará igualmente.

Origen en un problema cervical:

Anatómicamente el codo tiene una inervación metamérica  ( C5-C6) que se corresponde con la columna cervical. Esto quiere decir que si tienes problemas cervicales pueden derivar en una epicondilitis con el tiempo.

Deportivas:

Hoy en día el deporte estrella que hace más daño es el pádel.

¿Y porqué? Muy sencillo, la “culpa” es de la pala.

Es importante elegir bien la pala, un exceso de peso de la misma fomentará el aumento de tensión en el codo. La técnica es básica para no hacernos daño así que lo mejor es tomar unas clases con un profesional para que nos advierta de los posibles errores.

Y finalmente, claro está, el aumento repentino de la fuerza muscular que ha de realizar el brazo. Claro que si ahora haces más ejercicio el codo se acaba quejando.

 

¿Desde el punto de vista fisiológico que está pasando en la epicondilitis?

Independientemente de la causa de la lesión lo que pasa es que el exceso de tensión y sobrecarga acaba haciendo micro lesiones en el tendón. Éste se va degenerando y se acaba convirtiendo en tejido fibroso. Al final, el tendón pierde sus propiedades y se inflama.

Terafis epicondilitis inflamación

Imagen de Andrea Saracco

 

Síntomas de la epicondilitis.

Se caracteriza por:

  • Dolor en la cara lateral externa del codo al hacer extensión de muñeca
  • Dificultad para cargar o aguantar pesos, genera dolor.
  • Dolor provocado al estiramiento del músculo con la muñeca en flexión
  • Incapacidad para realizar deportes que impliquen el codo.
  • A veces cualquier movimiento de codo desencadena dolor.
  • Dolor sobre la musculatura del antebrazo al coger una botella e intentar llenar un vaso.

Diagnóstico de la epicondilitis.

Si tienes dolor en la cara lateral externa del codo debes acudir cuanto antes al médico o al fisioterapeuta.

Los profesionales de la salud te harán una serie de test para conocer el alcance de la epicondilitis y qué estructuras están implicadas.

Es básico conocer la causa posible de la lesión para poder afinar en el tratamiento.

Los médicos muchas veces nos piden ecografías y/o RNM para confirmar el diagnóstico.

 

Tratamiento de la epicondilitis.

Médico conservador:

Suelen recetar AINES, reposo y en muchas ocasiones una infiltración de corticoides. El problema de este tratamiento es que es paliativo y no curativo. No va enfocado a la verdadera causa de la epicondilitis. Solo trata la inflamación y si el dolor se marcha,tienes suerte, pero  en la mayoría de los casos vuelve.

Fisioterapia:

Para nosotros es la mejor opción. Nuestra base es establecer  la posible causa de la epicondilitis. Una vez la hemos encontrado planteamos un tratamiento personalizado.

El objetivo es relajar la musculatura que ha generado la tensión, eliminar la inflamación y restablecer la funcionalidad y movilidad del codo. Todo ello para eliminar el temible dolor de codo.

Para conseguirlo utilizamos terapias y técnicas como la osteopatía, la hipertermia, las ondas de choque y la punción seca.

Nosotros en Terafis utilizamos una combinación de estas técnicas y otras para alcanzar nuestro objetivo; ¡tu curación!

Y la verdad no nos va nada mal. Así que si sufres una epicondilitis  ahora ya sabes de qué se trata y qué puedes hacer para curarla.

Cómo prevenir la epicondilitis.

En general es recomendable mantener buenas posturas, sobretodo en el trabajo y tener cuidado con los movimientos de repetición y las sobrecargas.

Es aconsejable realizar estiramientos adecuados a cada patología y de vez en cuando acudir al fisioterapeuta para que le eche un vistazo a la musculatura.

Y como que hemos enfocado este artículo a los aficionados al pádel ahí van unos consejos para ellos para evitar las recaídas en la epicondilitis:

  • A nivel técnico si no dominamos el juego será conveniente contactar con un entrenador que nos pueda ayudar a corregir la técnica.
  • También es recomendable hacer un buen calentamiento, empezando suave, haciendo los movimientos que realizaremos después durante la actividad física.
  • Hacer los estiramientos antes y después de un partido.
  • Tener hábitos de vida saludable como una buena alimentación e hidratación, no tener hábitos tóxicos y tener un estilo de vida activo ayudará a que la calidad del tejido de los músculos y tendones sea adecuada y por tanto disminuyan las posibilidades de sufrir lesiones.

Bien, ahora ya tienes herramientas para identificar y tratar una epicondilitis, tanto si juegas a pádel como si no.

Así que si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

 

terafis punción seca

Punción seca: técnica revolucionaria de tratamiento para PGM.

La Punción seca es una técnica semi invasiva utilizada para tratar el síndrome de dolor miofascial producido por los Puntos gatillo miofasciales (PGM).

Se dice que es semi invasiva porque para realizarla se utilizan unas agujas similares a las de acupuntura y éstas rompen la piel.

 

Principios terapéuticos de la Punción seca.

 Hemos de dejar muy claro que con esta técnica no introducimos ningún tipo de sustancia. No se trata de inyectar.

Para poder realizar la técnica correctamente es imprescindible hacer un buen diagnóstico fisioterápico.

Hay que estar seguros de que el problema está causado por un PGM y no por otra causa. De otra manera la técnica no será efectiva.

La Punción seca consiste en introducir dichas agujas sobre los PGM y realizar unos movimientos determinados sobre ellos.

Estos movimientos provocan una respuesta de espasmo local de los PGM y de esta forma los desactiva. Aliviando así el dolor, el espasmo muscular y mejorando la movilidad.

Está claro que es de vital importancia saber localizar estos PGM sobre el músculo e identificar de qué tipo son tal y como vimos en el post del mes pasado sobre el Síndrome de dolor miofascial.

Después de la punción seca se pueden realizar otros trabajos musculares como spray stretch, estiramientos y movilizaciones articulares.

 

Técnicas de punción seca.

Superficial:

  • Consiste en la punción sobre los PGM a una profundidad máxima de 1 cm.
  • La aguja no llega al PGM.
  • Este tipo de punción seca debe permitir disminuir la sensibilidad a la presión del PGM así como también la reactividad del músculo.
  • Se colocan las agujas, no se manipulan y se dejan colocadas el tiempo necesario para conseguir el objetivo.
  • Después se retiran.
  • Proceso poco doloroso.
  • Riesgo mínimo de lesionar otras estructuras vasonerviosas.
  • Es bien tolerada en general por los pacientes.

 

Profunda:

  • Consiste en la punción sobre los PGM hasta llegar a ellos, independientemente de su profundidad.
  • Se realiza un movimiento de “entrada-salida” rápida de la aguja. Nunca sale de la piel.
  • Existe una destrucción mecánica y reparación de los miocitos de los PGM.
  • Existe una respuesta de espasmo local.
  • Es una técnica relativamente agresiva y dolorosa.

 

Mecanismo de acción de la punción seca.

No se conoce exactamente cuál es el mecanismo por el cual la punción seca produce una relajación del PGM.

Pero lo que sí se sabe es que a nivel neurofisiológico tiene los siguientes efectos:

  • Activación de fibras Adelta
  • Activación del circuito de control analgésico descendente:
    • Opioides endógenos
    • Sistema monoaminérgico.
    • Circuitos locales
    • Sistema Nervioso Simpático

 

Diversos estudios han observado los siguientes efectos de la punción seca sobre el músculo trapecio superior:

  • Liberación de sustancias vasoactivas.
  • Activación de nociceptores aún no habiendo estímulo nociceptivo.
  • Potente vasodilatador.
  • Aumenta la saturación de oxígeno. 

terafis punto gatillo síndrome de dolor miofascial

Imagen de Travell & Simons

Reflexiones de Terafis sobre la punción seca.

Se podría decir que la Punción seca es el método más efectivo que tenemos los fisioterapeutas para tratar los PGM.

Pero no por ello debemos olvidarnos del resto de técnicas musculares que conocemos.

De hecho la combinación de la punción seca junto con técnicas de inhibición muscular, stretching y osteopatía entre otras,  hacen que los resultados de nuestros tratamientos sean mucho mejores.

La clave del éxito de esta técnica son los conocimientos del fisioterapeuta en cuanto a patología, anatomía y biomecánica.

La anamnesis e interrogatorio al paciente es vital para asegurarnos que estamos escogiendo la técnica adecuada.

No solo la destreza con la aguja que también es importante.

La punción seca aplicada de forma aislada fuera del contexto de la lesión es una técnica más. Además puede llegar a ser dolorosa y no servir para nada.

 

Contraindicaciones y precauciones de la punción seca.

No todos somos iguales y por ello no somos candidatos a los mismos tipos de tratamiento.

Con esto queremos decir que habrá personas a las que no se les pueda realizar la punción seca.

Éstas serían:

  • Aquellas que tengan miedo a las agujas.
  • Personas alérgicas al material de las agujas.
  • Pacientes con problemas de coagulación.
  • Es preferible punturar en la zona de un tatuaje donde no haya tinta.
  • Mujeres embarazadas, se desaconseja la punción profunda.

 

Pues bien, ahora ya sabes qué es el Síndrome de dolor miofascial producido por los puntos gatillo y cómo tratarlo.

Así que si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

terafis síndrome dolor miofascial

Síndrome de dolor miofascial y puntos gatillo

El Síndrome de dolor miofascial  es uno de los principales motivos de consulta en una clínica de fisioterapia .

En la sociedad en la que vivimos actualmente el dolor musculo-esquelético está a la orden del día.

 

Descubre en este artículo como identificarlo y tratarlo.

 

¿Qué entendemos por Síndrome de dolor miofascial?

Representa un conjunto de síntomas y signos de dolor de origen muscular.

El dolor está localizado en la banda tensa de un músculo o grupo muscular.

Esta banda tensa está aumentada en grosor, es dolorosa y se identifica perfectamente a la palpación.

Y en ella encontramos el Punto Gatillo  que puede dar dolor local y/o referido en una zona a distancia.

 

¿Qué es un Punto Gatillo Miofascial (PGM)?

El Punto gatillo se define como un  foco hiperirritable dentro de una banda tensa de un músculo esquelético o en su fascia asociada.

A veces se puede palpar un nódulo, que puede llegar a ser hipersensible.

Puede dar dolor a la presión local y referido.

Presenta una alteración de las propiedades musculares como una disfunción motora.

El Punto Gatillo también puede ir acompañado de fenómenos autonómicos.

En esta imagen vemos con una “x” la localización del PGM y en color rojo el recorrido del dolor referido.

terafis punto gatillo miofascial

Imagen de Travell y Simons.

Clasificación de los puntos gatillo en el Síndrome de dolor Miofascial (PGM)

PGM activo:

  • Provoca dolor a la presión.
  • El paciente lo reconoce como el dolor habitual que tiene.
  • Limita la completa elongación del músculo.
  • El músculo presenta debilidad sin atrofia.
  • Se pueden presentar fenómenos autonómicos en su zona de dolor referido; como sudoración, “piel de gallina” o lagrimeo.

PGM latente:

  • Puede tener los mismos síntomas y características que los PGM activos.
  • No presentan dolor espontáneo.
  • El dolor solo aparece al estimular el PGM.

PGM central:

  • Localizado en el centro del músculo.
  • Está íntimamente relacionado con las placas motoras disfuncionales.
  • Debe ser tratado en primera opción en relación al PGM insercional.

PGM insercional:

  • Está localizado en la unión miotendinosa y/o en su inserción ósea.
  • Es el responsable de las patologías como la entesitis, debido al exceso de tensión que ejerce el PGM central del mismo músculo.
  • También deben ser tratados.
  • A veces pueden mejorar de forma espontánea al tratar el PGM central.

PGM clave:

  • Es el responsable de la activación de uno o más PGM satélites.
  • Normalmente al desactivarlo también se desactivan los satélites.
  • Pero si se hace al revés y se desactivan los satélites, la sintomatología vuelve a aparecer.

PGM satélite:

  • Está generado por la actividad del PGM clave.
  • Pueden aparecen en zonas de dolor referido del PGM clave, en musculatura antagonista y en músculos sinergistas.

Todos ellos son importantes en el Síndrome de Dolor Miofascial por lo siguiente:

  • Aumentan la severidad de la lesión.
  • Provocan más recaídas.
  • Hacen que el coste de tratamiento farmacológico y sanitario sea muy elevado.

 

Cómo reconocer un PGM rápidamente:

  • Existencia de una banda tensa, como un cordón.
  • Hipersensibilidad a la palpación de un nódulo.
  • Que el paciente, al presionar, lo reconozca como su dolor habitual.
  • Limitación de la movilidad activa y pasiva.

 

Causas del Síndrome de dolor Miofascial.

La principal causa es la activación de los PGM  antes mencionados.

Estos puntos se activan debido a estímulos biomecánicos.

Se pueden activar por los siguientes motivos:

  • Sobrecarga de un grupo muscular por sobre esfuerzos o movimientos repetitivos.
  • Microtraumatismos de repetición.
  • Posturas inadecuadas.
  • El estrés y la ansiedad son factores que aumentan las probabilidades de desarrollar PGM. Estas personas tienden a apretar más sus músculos.

 

Diagnóstico del Síndrome de dolor Miofascial.

La historia clínica es básica, es imprescindible hacer un buen interrogatorio al paciente para averiguar la causa de su dolor.

Establecer un diagnóstico diferencial con otras patologías.

Muy importante la exploración física, en la cual se puede observar si existen bandas tensas y PGM y de qué tipo.

Si existen PGM, saber identificarlos para poder tratarlos adecuadamente.

 

¿Cómo nos afecta el Síndrome de dolor Miofascial?

Los PGM son los responsables de la mayoría de las lesiones musculares.

Así que podemos pensar que son el origen de lesiones como tendinitis, bursitis, trocanteritis, fascitis, contracturas musculares, entesitis, tenosinovitis, epicondilitis, epitrocleitis….

Porque al fin y al cabo todas estas lesiones forman parte del Síndrome de dolor Miofascial.

De manera que ahora ya sabes de donde viene tu dolor, si es que te identificas con las lesiones mencionadas.

Y ahora lo único que te falta por saber es cómo tratarlo.

 

Tratamiento del Síndrome de dolor Miofascial.

Médico:  Tu médico seguramente te recetará antiinflamatorios y relajantes musculares, que seguramente funcionarán al principio, pero a la larga…..

Ortopédico: En muchos casos como la causa es por exceso de carga y movimiento repetitivos es posible que te indiquen colocar una férula para descargar.

Bueno, puede ser de ayuda pero no es curativo.

Fisioterapia: Aquí ya nos vamos acercando a lo que realmente hará que el Síndrome de dolor Miofascial empiece a desaparecer.

El uso de termoterapia, masoterapia, corrientes TNS y estiramientos nos alivian de entrada y su efecto es medianamente duradero.

Osteopatía: Es ideal para devolver la movilidad a los tejidos lesionados, es muy importante, sin ella los músculos no podrán llegar a relajarse.

Correción postural: En muchos casos el mantenimiento de una postura incorrecta es el responsable del mal funcionamiento de un músculo. Lo que nos lleva a tener dolor  y Síndrome Miofascial.

Una postura biomecánicamente correcta aliviará la tensión muscular y favorecerá la recuperación de la lesión.

Y finalmente la estrella en el tratamiento del Síndrome de dolor Miofascial,

PUNCIÓN SECA. Técnica revolucionaria por excelencia para el tratamiento de los PGM.

 

Pero este tema os lo dejo para el mes que viene ya que requiere un artículo para ella sola.

Si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

 

terafis sindrome cintilla iliotibial

Síndrome de la Cintilla Iliotibial. La pesadilla de los corredores.

El síndrome de la Cintilla Iliotibial es el caballo de batalla de la mayoría de los corredores.

Se caracteriza por un dolor punzante e invalidante en la cara externa de la rodilla afectada. Aparece al cabo de pocos minutos del inicio de la carrera.

Los corredores que la sufren no saben exactamente qué les pasa, al menos al principio, y mucho menos qué estructura les está haciendo la “puñeta”.

Pues bien, el protagonista del Síndrome de la Cintilla Iliotibial es el músculo Tensor de la Fascia Lata.

El origen de este músculo está en la Espína ilíaca antero superior de la pelvis y se inserta en el Tubérculo de Gerdy, en la cara lateral externa de la rodilla.

La característica más importante de este músculo es que posee un pequeño vientre muscular en la parte superior y externa del muslo y el resto es parte fibrosa y tendinosa, como una cuerda, que le da el nombre característico de Cintilla Iliotibial.

Es flexor y abductor de cadera a la vez que rotador interno. Pero además tiene una función básica en la estabilización de la rodilla.

La lesión que provoca es una tendinitis en la parte distal a la altura de la rodilla. Incluso a veces una bursitis.

Este es el dolor que sienten los corredores.

Imagen de Fisioterapia online

¿Porqué se lesiona la Cintilla Iliotibial?

El Tensor de la Fascia Lata es un músculo clave para estabilidad de la cadera y la rodilla. Conecta ambas articulaciones.

Es imprescindible mantener la cintilla Iliotibial estable y en buenas condiciones ya que es muy importante a la hora de hacer la zancada durante la carrera.

Es un músculo muy potente por lo tanto durante el apoyo y el impacto contra el suelo mientras corres sufre muchas sobrecargas.

El Síndrome de la Cintilla Iliotibial se produce progresivamente, al principio a los 10 o 15 minutos de empezar a correr, y empeora con el ritmo lento ya que hay más tiempo de contacto.

El hecho de cambiar de zapatillas, de superficie donde corres habitualmente o simplemente aumentar la carga o la inclinación de la pista pueden lesionar aún más la Cintilla Iliotibial.

Factores que predisponen a esta lesión:

  • Sobrecarga en lo entrenos.
  • Rodillas varas.
  • Uso de zapatillas no adecuadas para la carrera.
  • Dismetría de las extremidades inferiores.
  • No realizar estiramientos adecuados tras la carrera y/o entreno.

 

Causas biomecánicas del Síndrome de la Cintilla Iliotibial.

Según los últimos estudios parece ser que existe una debilidad de la musculatura glútea abductora de cadera en pacientes que sufren este síndrome.

Esto no quiere decir que le suceda a todos los corredores que se lesionan pero sí a un número significativo.

La falta de coordinación muscular de la cadera y rodilla así como la técnica de carrera y el apoyo podal, son factores desencadenantes del Síndrome de la Cintilla Iliotibial.

Y su corrección está directamente relacionado con la solución del problema.

 

¿Cómo diagnosticamos esta lesión?

Pues bien, la mejor manera de diagnosticar un Síndrome de la Cintilla Iliotibial es mediante una buena anamnesis  y sobretodo un buen examen físico.

El fisioterapeuta al cargo realiza una serie de test para averiguar qué estructura no está funcionando adecuadamente.

Éstas pueden ser:

  • Musculatura glútea, especialmente el glúteo mediano.
  • Tensor de la fascia Lata.
  • Equilibrio bimecánico de la pélvis.
  • Biomecánica de la columna lumbar.
  • Alineación de la rodilla.
  • Apoyo podal.

En ocasiones también se pueden realizar pruebas complementarias como ecografía muscular o Resonancia Magnética, según el criterio del traumatólogo.

Pero vamos, la mejor manera de diagnosticar un Síndrome de Cintilla Iliotibial es con exploración manual.

 

¿Qué tratamientos son adecuados?

Antes de todo lo más recomendable es parar un momento y recapacitar sobre cómo te encuentras, no pensar únicamente en el entreno y la carrera.

Ya sé que es muy difícil cuando estás a tope para una competición pero a veces un paso atrás es un gran paso hacia delante. No digo que se deje de entrenar pero sí aflojar y hacer ejercicios que no duelan, porque si sigue doliendo, acabarás empeorando.

Una vez están identificadas las estructuras afectadas la osteopatía es la mejor elección para restablecer la movilidad articular.

La hipertermia es la estrella para regenerar los tejidos blandos contracturados e inflamados.

Punción seca es el remedio ideal para liberar las contracturas y los Puntos Trigger.

La reeducación postural evita la presión articular y equilibra toda la biomecánica del cuerpo así como las tensiones musculares.

En Terafis enfocamos cada tratamiento como único, personalizado y adecuado a las necesidades de cada uno.

Utilizamos una combinación de las técnicas antes mencionadas con el objetivo de mejorar el Síndrome de la Cintilla Iliotibial.

Y para rematar si creemos que el apoyo podal no es el correcto os aconsejamos la visita con un podólogo de confianza.

 

Esperamos que ahora que llega el momento de rendir al máximo te sea útil esta información.

Y una vez más, si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

 

Tendinitis de hombro. Qué es y qué puedes hacer para mejorarla.

La tendinitis de hombro es la lesión más común en esta articulación, produce dolor y limitación de la movilidad.

El término tendinitis hace referencia a la inflamación o irritación de un tendón por causas mecánicas, degenerativas o traumáticas.

El tendón es como un cordón grueso que une el músculo al hueso.

Los tendones que se suelen ver afectados en la tendinitis del hombro son los del Manguito rotador, y especialmente el Supraespinoso.

Este tendón es especialmente susceptible de lesionarse debido a sus características anatómicas.

Se encuentra en el medio de dos estructuras óseas, en un pequeño espacio que muchas veces se ve disminuido. Esta disminución provoca fricción y desgaste del tendón lo que lleva a la tendinitis de hombro.

Por eso a partir de ahora cuando hablemos de tendinitis de hombro muchas veces nos estaremos refiriendo a la afectación del Supraespinoso, que es con el que te sentirás más identificado.

Descubre en este post los secretos de como tratar la tendinitis de hombro.

 

¿Qué es la tendinitis de hombro?

Es la afectación de los tendones que discurren por esta articulación.

Causando inflamación e irritación.

Muchas veces también podemos observar calcificaciones sobre los tendones e incluso pequeñas roturas o roturas completas del tendón.

 

¿Cuáles son las causas de la tendinitis de hombro?

Las causas de esta lesión son muy variadas y a cada persona le puede afectar una u otra.

No existe una causa concreta y específica que cause la tendinitis de hombro, son un conjunto de factores los que causan la lesión.

La principal causa de tendinitis de hombro es la disminución del espacio subacromial como hemos comentado antes.

Esta disminución puede ser debida a:

Alteraciones biomecánicas y posturales que producen tendinitis de hombro.

La articulación del hombro se compone de varios huesos que se articulan entre ellos y que han de tener una correcta movilidad.

Cuando una de estas estructuras queda fijada por culpa de una “mala postura” y no se mueve correctamente afecta a todo el conjunto del hombro.

De manera que la típica postura decaída y con hombros adelantados como cerrando el pecho sería una de las más lesivas que causarían la tendinitis de hombro.

Cerrando así el espacio subacromial y generando un “impingement” del hombro (ascenso de cabeza humeral).

Degeneración articular y artrosis.

El hombro como todas las articulaciones es susceptible de sufrir una degeneración.

El engrosamiento del acromion genera que el espacio disminuya afectando al tendón.

La fricción del tendón al pasar por un espacio estrecho es la que genera la tendinitis del hombro.

El envejecimiento de los tejidos junto con la falta de hidratación y la pérdida de elasticidad propias de la edad son factores a tener muy en cuenta ante esta lesión.

Factores hereditarios.

Hay personas que genéticamente ya son candidatas a tener una forma inadecuada del acromion lo que condiciona el espacio y la consecuente lesión del tendón.

Alteraciones metabólicas.

El estilo de vida es muy importante ante las lesiones. La falta de sueño e hidratación así como una alimentación inadecuada hacen que nuestros tejidos no tengan la calidad adecuada.

Y sean susceptibles de lesionarse.

Traumatismos.

Evidentemente cualquier golpe directo o movimientos de repetición pueden causar la tendinitis de hombro.

Otras lesiones a distancia pueden ocasionar tendinitis de hombro.

Con esto nos referimos a lesiones de otras partes del cuerpo que pueden afectar al hombro.

Pueden cambiar la mecánica del hombro problemas cervicales, escoliosis, pierna corta unilateral, malos apoyos plantares.

 

Evolución de la tendinitis de hombro.

Aunque el dolor de hombro muchas veces aparece de golpe, no quiere decir que nos hayamos hecho daño de la noche a la mañana.

Como todo, conlleva su tiempo forjar una lesión, a no ser que sea por un traumatismo directo.

Podemos identificar diferentes fases en la tendinitis de hombro.

Fase inicial.

Se caracteriza por ser el inicio de la lesión.

El paciente siente dolor en la cara anterior del hombro y lateral del brazo. Aumenta por la noche y en la abeducción del brazo por encima de 60 grados.

También siente dolor a la palpación del tendón en su inserción en la cabeza humeral.

En principio esta situación es reversible ya que no existe engrosamiento ni rotura del tendón afectado.

Fase de engrosamiento.

En esta fase en la que ya existe un engrosamiento también existe una menor vascularización del tendón que causa hipoxia.

Es característico el dolor nocturno que mejora con un poco de movimiento y con calor.

También puede existir ya limitación de la movilidad en flexión anterior y abedución del brazo.

El tendón empieza a estar fibrosado y en ocasiones se pueden encontrar micro roturas en el tendón y calcificaciones.

Y otras veces vemos la bursa subacromiodeltoidea engrosada.

Fase avanzada de la lesión.

Podríamos decir que es la fase más grave y dolorosa donde ya la movilidad se ve muy comprometida.

En la ecografía se observa como el tendón ya está desgarrado y en ocasiones las calcificaciones son más grandes.

El tejido está fibrosado e hipóxico completamente.

 

Síntomatología de la tendinitis de hombro.

Lo que realmente nos hace ir a la visita del médico o fisioterapeuta es el dolor.

Este dolor puede llegar en ocasiones hasta y codo y el cuello. Y por la noche suele empeorar así como al movimiento.

Y cuando la tendinitis de hombro ya está muy evolucionada y empezamos a perder movilidad aún nos preocupamos todavía más.

 

Diagnóstico de la tendinitis de hombro.

Tanto el médico como el fisioterapeuta hacemos una serie de preguntas al paciente para saber cómo se ha ocasionado el dolor.

El fisioterapeuta sobretodo observa la postura y palpa las estructuras que podrían ser dolorosas.

También utilizamos ciertos test diagnósticos para identificar qué tendón está lesionado.

Test de movilidad y fuerza.

Indagamos en el estilo de vida y antecedentes de enfermedades y lesiones en la familia y propio paciente.

Y finalmente se suelen prescribir pruebas radiológicas complementarias para confirmar la lesión.

RNM, Rx y ecografía son las más utilizadas en función del criterio del traumatólogo.

 

Diferentes tratamientos para tendinitis de hombro.

Tratamiento médico.

Consiste en la toma de medicación pautada por el médico junto a un reposo relativo del brazo lesionado.

En otras ocasiones el médico hace una infiltración en el hombro de corticoides. Sin evaluar la posibilidad de realizar otros tratamientos de entrada.

Las técnicas invasivas deberían ser siempre el último recurso a utilizar. Porque tienen sus efectos secundarios.

En el caso de las infiltraciones se ha descrito que debilitan el tendón e incluso puede ser un  factor que provoque su ruptura.

Tratamiento de fisioterapia.

El objetivo principal de nuestro tratamiento es restablecer la mecánica correcta de la articulación del hombro.

Si las articulaciones no se mueven correctamente la tendinitis de hombro seguirá estando ahí porque la causa principal no se habrá solucionado.

Para ello realizaremos una reeducación postural general recolocando aquellas estructuras que estén afectando al hombro.

La terapia manual sobre los músculos y articulaciones afectados es básica en este tipo de lesión.

La osteopatía es un método de tratamiento ideal para devolver la movilidad deseada a las articulaciones

Existen numerosas técnicas manuales para tratar los músculos y los puntos gatillos miofasciales pero sin duda la que aplicamos habitualmente es la punción seca. Es la que más éxito nos reporta en nuestros tratamientos.

Pero no nos debemos olvidar del tratamiento directo sobre el tendón. Las ondas de Choque actúan directamente sobre la inflamación, la fibrosis y las calcificaciones del tendón afectado.

Y una vez más la Tecarterapia nos ayuda a nutrir y oxigenar el tendón lesionado así como a regenerarlo.

Y finalmente enseñar unos ejercicios adecuados para el reequilibrio y propiocepción de la articulación del hombro.

Este es sin duda el mejor tratamiento de fisioterapia para la tendinitis de hombro. Obviar uno de estos pasos es igual a no realizar un tratamiento completo y efectivo.

La clave de la curación es un buen diagnóstico y tratamiento de fisioterapia.

Tratamiento quirúrgico.

Desafortunadamente a veces las operaciones quirúrgicas son inevitables.

Bien sea por un mal diagnóstico de entrada o por un tratamiento ineficaz de fisioterapia, o simplemente por no acudir al médico en el momento adecuado.

La cuestión es que la lesión se agrava a unos niveles en los que se acaba en un quirófano.

Esto nos lleva a compartir el  testimonio de una paciente de Terafis que nos comenta lo siguiente.

“Ojalá me hubiera hecho un tratamiento de fisioterapia adecuado en cuanto me empezó a doler el hombro, seguramente me hubiera ahorrado la cirugía.

En la actualidad me estoy tratando mi hombro ya operado en Terafis con técnicas de Osteopatía, Punción seca y Tecarterapia.

Porque a pesar de la cirugía mi hombro me seguía doliendo.

Afortunadamente el tratamiento está dando sus resultados y ya me encuentro prácticamente bien.

Mi consejo, la cirugía debería ser el último recurso de tratamiento para la tendinitis de hombro”

Núria Teuler

 

¿Cómo podemos prevenir la tendinitis de hombro?

La higiene postural en este caso es básica.

Evitar los movimientos de repetición del hombro sobretodo en rotación y elevación.

Mantener las articulaciones elásticas, evitando la rigidez.

La hidratación es básica en los problemas de tejido conjuntivo.

Una alimentación equilibrada hará que obtengamos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestras articulaciones y tendones.

Y una vez más, si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

Ciática: lo que debes saber sobre ella

La ciática es el término que hace referencia a la sensación de dolor, debilidad, entumecimiento u hormigueo en la pierna.
No es un diagnóstico médico ni una patología en sí misma. Es un síntoma.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la ciática. Cómo y porqué se produce.

Esta sintomatología es debida a una irritación del nervio ciático.

Este nervio es el nervio periférico más largo y voluminoso de nuestro cuerpo.

Está formado por 5 nervios que se originan en la parte baja de la espalda. En la zona lumbar.

Concretamente se inicia en los niveles L4-L5  y se extiende hasta S2 en el sacro.

De cada nivel de la columna sale una raíz nerviosa a cada lado (derecha e izquierda) para inervar la musculatura correspondiente de la pierna y pie.

Síntomas de la ciática:

Los síntomas más comunes de la ciática son:

  • Suele haber dolor en la parte baja de la espalda y/o nalga que se continúa por la pierna y pie.
  • Normalmente, el dolor de la espalda de menor intensidad que el de la pierna.
  • La ciática normalmente afecta solo a una pierna, aunque en ocasiones a las dos.
  • El dolor empeora al estar sentado y mejora al caminar o estar tumbado.
  • La sensación de dolor en la ciática se caracteriza por ser punzante y agudo.
  • En algunos casos la ciática presenta sensación de hormigueo y debilidad de la zona afectada.

Los síntomas son diferentes en función del nivel vertebral que está comprimiendo el nervio ciático.

Cada nivel vertebral afecta una zona determinada.

Por segmentos, en la ciática observamos:

  • Si la afectación de la ciática corresponde a la raíz de L4 se puede encontrar un reflejo rotuliano disminuido o ausente. Alteración de la sensibilidad de la parte anteromedial del muslo y medial de la pierna. Y también pérdida de fuerza en la extensión de rodilla.
  • En el caso de una ciática de la raíz de L5 ésta cursa con dolor en la zona lumbar, nalga, parte posterolateral del muslo y lateral de la pierna así como el dorso del pie. Puede existir una pérdida de fuerza en la flexión dorsal del tobillo y en la extensión del dedo gordo del pie.
  • Finalmente si la afectación es de la raíz de S1 tendremos una ciática con dolor lumbar, en nalga y cara posterior de muslo y pierna. Puede existir también un reflejo aquíleo debilitado con una pérdida de fuerza al ponerse de puntillas o al hacer flexión plantar. Además presenta parestesias en el borde externo del pie.

Causas de la ciática:

  • La principal y más importante es la hernia discal.
  • Artrosis lumbar que cursa con estenosis de canal.
  • Quiste sinovial.
  • Tumores vertebrales primarios o metastásicos.
  • Malformaciones arteriovenosas medulares o durales.
  • Infecciones vertebro-epidurales.
  • Herpes Zoster.
  • Neuropatía diabética.
  • Anomalías congénitas como médula fijada o lipoma intraespinal.
  • Fractura o luxación vertebral.

¿Cómo se diagnostica una ciática?

Se obtiene un buen diagnóstico de la ciática mediante una buena exploración física del paciente y una amplia anamnesis de la situación.

Principalmente es la clínica que refiere el paciente la que lleva al profesional a diagnosticar la ciática con la ayuda de las pruebas complementarias como radiografías, TAC, RNM.

Para diagnosticar la ciática es importante conocer:

  • El lugar, duración y extensión del dolor.
  • Tipo de dolor, agudo o sordo.
  • Posiciones en las que mejora o empeora el dolor y la parestesia.
  • Comprobar si hay alteraciones sensitivas, motoras o esfinterianas.
  • Conocer los antecedentes traumáticos, infecciosos, tumorales, psiquiátricos, etc si los hubiera.
  • Actividad física y profesional.

Tratamiento médico en la ciática.

Dependerá siempre del origen de la ciática.

  • Si es infeccioso se darán antibióticos
  • En caso de hernial discal muchas veces quirúrgico o con AINES y fisioterapia/osteopatía.
  • Relajantes musculares.
  • Fractura vertebral, estabilización de la misma.
  • Reposo relativo y cese de actividad deportiva.
  • En ocasiones uso de faja lumbar.
  • Inyección epidural de corticoides.

Tratamiento fisioterapia y osteopatía.

Los fisioterapeutas y osteópatas  jugamos un papel muy importante en el tratamiento de la ciática cuando la causa de ésta es debida a una degeneración y/o hernia discal o protusión discal.

En estos casos las técnicas de fisioterapia que incluyen electroterapia antiinflamatoria son muy útiles. Se combinan además con termoterapia con el objetivo de provocar una relajación muscular. Y finalmente terapia manual con masoterapia y estiramientos.

Dentro de las técnicas de fisioterapia también encontramos la Hipertermia, corriente de alta frecuencia que desinflama efectivamente y ayuda a regenerar el tejido. Objetivos muy importantes en las ciáticas.

La osteopatía es sin duda la técnica más adecuada para el tratamiento de la ciática. Busca la causa mecánica de la lesión, que no siempre está en la zona afectada. Trabaja sobre la estructura y la musculatura mejorando así el cuadro inflamatorio local.

Normalmente los cuadros agudos de ciática “no complicados” se suelen resolver en un plazo relativamente corto de tiempo.

Tratamiento quirúrgico.

Pero lamentablemente, también existen casos más complicados en los que el dolor de la ciática no cesa y requiere cirugía.

Pero este debe ser el último recurso, una vez se ha intentado todo y nada ha funcionado.

Como cualquier cirugía, en el caso de la ciática, también existen riesgos de complicaciones como las fibrosis y las infecciones o que simplemente el dolor no desaparezca.

Ejercicios y reeducación postural.

Otro pilar del tratamiento de la ciática es la actividad física y la postura corporal. Son muy importantes a la hora de hacer un tratamiento de esta lesión.

Los fisoterapeutas y osteópatas analizamos la postura del paciente y diseñamos una tabla de ejercicios adecuada a cada persona para reequilibrar  su estructura.

Observamos de cabeza a pies qué es lo que puede estar causando el desequilibrio postural.

Es importante obtener una buen tono muscular de la faja lumbo abdominal y para ello nos valemos de ejercicios abdominales hipopresivos y del Core.

Esta musculatura es muy importante a la hora de estabilizar la columna lumbar.

La marca Spine Health ha realizado un breve y didáctico vídeo que resume en, esencia, qué es y cómo se produce una ciática.

https://www.spine-health.com/video/video-animado-sobre-ciatica

 

Espero que este pequeño resumen sobre la ciática os haya aportado algo de luz sobre esta lesión tan habitual.

Cada día más personas acuden a la consulta de Terafis con este problema. Estamos encantados de poder ayudaros y de obtener, en la mayoría de los casos, buenos resultados en el tratamiento de la ciática.

 

Y una vez más, si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

Terafis, postura para reforzar los abdominales hipopresivos

Hipopresivos: gimnasia segura y efectiva.

Los abdominales hipopresivos son los ejercicios que forman parte de la ya conocida gimnasia abdominal hipopresiva (GAH).

 

¿Cuál es el origen de los abdominales hipopresivos?

Marcel Caufriez es el creador de este método.

Lo ideó en 1980 tras darse cuenta que durante el postparto lo ejercicios de refuerzo abdominal que realizaban las mujeres eran contraproducentes para la estática pélvica.

En ese momento, los abdominales hipopresivos nacieron con el objetivo de reforzar la musculatura del suelo pélvico tras el parto.

 

Descubre cómo reforzar tu cintura abdominal y perié con los abdominales hipopresivos.

 

¿En qué consisten los abdominales hipopresivos?

La gimnasia abdominal hipopresiva consiste en generar una disminución de la presión intraabdominal para activar fibras musculares abdominales y del suelo pélvico. Lo conseguimos mediante una serie de posturas determinadas.

La respiración juega un papel muy importante. Se realizan los hipopresivos en apnea espiratoria, donde el diafragma sube.

Se genera literalmente un efecto succión de las vísceras hacia arriba provocando una presión negativa dentro de la cavidad abdominal y pélvica.

Como resultado obtenemos una contracción refleja de la musculatura abdominal y del suelo pélvico.

 

Postura para hacer los abdominales hipopresivos.

De pie con las rodillas ligeramente flexionadas y con el cuerpo un poco hacia delante, cuello estirado como si se quisiera crecer hacia arriba.

Los brazos se colocan en una posición en la que el músculo serrato anterior queda bloqueando las escápulas.

Se realiza una inspiración normal y tras la espiración realizamos la apnea espiratoria generando el efecto succión de las vísceras quedando el diafragma en posición superior.

De esta manera se contraen los músculos abdominales mediante el ejercicio hipopresivo.

 

Beneficios de los abdominales hipopresivos.

Contribuyen a luchar contra la flacidez y debilidad muscular del abdomen y suelo pélvico.

Esta debilidad es causante de muchos problemas como; la incontinencia urinaria, dolor en las relaciones sexuales, prolapsos, lumbalgias, rectificación de la lordosis fisiológica en la columna lumbar.

La rutina de estos ejercicios hipopresivos nos ayuda a reprogramar esta musculatura de forma segura y eficaz.

Los abdominales hipopresivos también nos ayudan a reforzar El Core, por lo tanto actúa sobre el transverso del abdomen, oblicuos abdominales y recto anterior del abdomen, haciendo una contracción de hasta el 70% de las fibras de estos músculos en un solo ejercicio.

terafis musculos core

Son unos ejercicios excelentes para disminuir la grasa abdominal y conseguir un vientre plano y mucho más completos que hacer  los abdominales clásicos.

 

Indicaciones ejercicios hipopresivos.

Postparto

  • Mejora la postura tras el embarazo.
  • Aumenta el tono muscular del suelo pélvico y abdominales evitando así problemas de incontinencia urinaria.
  • Disminuye la actividad de la vejiga a la vez que aumenta el tono del recto lo que también evita la incontinencia.
  • Vientre tonificado y plano, disminuye el perímetro abdominal.

Problemas de espalda

  • Los abdominales hipopresivos al hacer un efecto succión actúan a nivel discal ejerciendo una tracción y devolviendo el espacio intervertebral que deberían tener.
  • Al reforzar la musculatura abdominal se refuerza El Core y con éste mejora la mecánica lumbar.
  • En caso de ptosis visceral los hipopresivos realizan una acción de recolocación de las vísceras dentro de la cavidad abdominal. De esta manera ya no tirarán de la espalda.
  • Contribuye a mejorar la postura en general. Sobretodo la postura decaída con aumento de cifosis y hombros cerrados y hacia delante.

Problemas digestivos y rectales

  • Mejora las hemorroides haciéndolas más pequeñas.
  • Alivia el estreñimiento sobretodo distal.
  • Estimula el tránsito intestinal.

Rendimiento deportivo

  • Realizar ejercicios abdominales hipopresivos regularmente hace que tengamos más conciencia sobre nuestra respiración.
  • El diafragma está más trabajado con lo que mejora la capacidad respiratoria y con ella el rendimiento cardio-pulmonar.

Vida sexual

  • En las mujeres al mejorar el tono del suelo pélvico ayuda al cierre de la vagina mejorando el contacto en las relaciones sexuales aumentando la sensación de placer.
  • Para los hombres un buen tono del suelo pélvico ayuda a controlar la eyaculación y a mejorar la erección.
  • Contribuye a tener relaciones sexuales más placenteras en ambos sexos.

Sistema circulatorio

  • Mejora la circulación venosa de retorno con lo que mejora las varices y la pesadez de piernas.

Contraindicaciones de los abdominales hipopresivos.

No todos los ejercicios sirven para todo el mundo y los abdominales hipopresivos no iban a ser menos.

Están totalmente contraindicados en estos dos casos.

  • Hipertensión arterial.
  • Mujeres embarazadas o que crean que puedan estarlo.

 

Lo más importante ante todo, es acudir a un buen fisioterapeuta especializado en gimnasia abdominal hipopresiva.

Acudir a sus clases es imprescindible al principio, para poder realizar los ejercicios correctamente y sin riesgo. Y más adelante poder practicarlos en casa o en el gimnasio.

Recuerda seguirnos también en  Facebook . Y, si te ha gustado estos consejos sobre abdominales hipopresivos, nos encantará que lo compartas para que ayude a más personas.

Cómo tratar la fascitis plantar

Fascitis plantar: ¿Por qué empeora en verano?

Fascitis plantar: ¿qué es exactamente?

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia plantar, ésta es una aponeurosis en la planta del pie que va desde el calcáneo hasta el metatarso, hasta  la base de los dedos del pie.

Tiene una función biomecánica importante al caminar. Es la responsable de mantener el arco plantar adecuado junto con otras estructuras.

Cada vez que caminamos la fascia plantar se estira y acorta con cada paso. Funciona como un amortiguador del arco plantar.

La fascia plantar recibe el impacto, lo reparte y finalmente inicia un nuevo paso.

Si la fascia plantar es larga da lugar a un pie plano y si es corta a un pie cavo.

La inflamación de esta fascia en la zona que contacta con el calcáneo es la que conocemos como fascitis plantar.

 

¿Te sientes identificado con esta lesión?
Conoce más sobre ella en este post.

¿Por qué tengo una fascitis plantar?

Las causas de una fascitis plantar son múltiples. Depende de factores morfológicos, genéticos , posturales, estilo de vida y calzado.

Una de las causas más habituales es la práctica deportiva , la sobrecarga por correr o saltar de forma repetitiva, genera inflamación y pequeños desgarros  en la zona dando lugar a la fascitis plantar.

Otras causas de fascitis plantar:

  1. El pie plano representa la caída del arco plantar .La fascia plantar aparece estirada perdiendo su capacidad de amortiguación.
  2. Retracción y acortamiento de los músculos gemelos, sóleo  y tendón de Aquiles,  la fascia de estas estructuras se continúa con la fascia plantar. Se genera tensión miofascial alterando la biomecánica de la zona.
  3. El pie cavo nos lleva a un exceso de arco plantar, acortando la fascia. Esto provoca una tracción continua sobre la misma y se acaba inflamando.
  4. La falta de hidratación y alimentación desequilibrada afectan a la bioquímica de las estructuras miofasciales. Empeorando su calidad y elasticidad.
  5. El stress afecta claramente a esta zona del cuerpo dando lugar a dolores e inflamaciones.
  6. El exceso de peso.
  7. Calzado inadecuado para la práctica deportiva.
  8. Uso excesivo de tacones.

 

¿Por qué empeora la fascitis plantar en verano?

El mal calzado es una de las causa principales junto con la práctica deportiva.

En verano concretamente, el uso reiterado de chanclas empeora la fascitis plantar.

Y te preguntarás porqué. Y es que en invierno , otoño y parte de primavera vamos calzados con zapato cerrado. Calzados con cordones que nos sujetan el pie y estabilizan el arco plantar. Y además con suelas anatómicas que amortiguan.

En verano es todo lo contrario. Llevamos los pies al aire libre, con suelas más rígidas, sin cordones y muchas sandalias sin estar sujetas al tobillo.

De esta manera pasamos de un extremo al otro. De máxima sujeción a la libertad  total. Para mantener los pies fresquitos.

¡Y que bien! seguro que estáis pensando. Pues parece ser que no tanto.

Al liberar el pie, éste pasa a impactar directamente con el talón en el suelo ya que las suelas de las chanclas son delgadas y no amortiguan nada.

Además los dedos del pie se ven obligados a trabajar en flexión. En forma de garra para evitar que las chanclas se nos escapen.

Esto da lugar a la pérdida de apoyo del arco plantar y a forzar un pie cavo que hace trabajar a la fascia plantar dando lugar a la larga a una inflamación y posterior fascitis plantar.

Pero todo esto no quiere decir que no debamos usar chanclas nunca más. Hay que saber utilizarlas en momentos determinados y no habitualmente.

Hay determinadas sandalias que son bastante anatómicas, con apoyo plantar y que amortiguan. Estas son las que debemos utilizar. ¡Ah, y que se sujeten al tobillo!

La idea de llevar el talón al aire es un mal asunto para la fascitis plantar.

 

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma principal de la fascitis plantar es el dolor agudo en la planta del pie, cerca del talón y de predominio en la parte interna.

Este dolor suele ser más intenso con el exceso de esfuerzo y a primera hora de la mañana cuando nos levantamos. Tras dar unos pasos la fascia se va elongando y cada vez duele menos.

La fascitis plantar puede ser engañosa porque al principio parece que el dolor cede con el reposo.

No nos engañemos, en cuanto aparece el dolor es que tenemos algún problema y dejar que se pase solo no es buena idea.

Y en la práctica deportiva menos, ya que la carga es superior y a la larga la lesión se cronifica.

Lo ideal es acudir a un fisioterapeuta titulado y consultar el problema de fascitis plantar.

 

¿Qué diferencia hay entre fascitis plantar y espolón calcáneo?

Muchos de vosotros seguramente tenéis las dos cosas, es normal porque a veces se acompañan.

El espolón calcáneo es una calcificación que aparece en el calcáneo y se puede ver en una radiografía lateral del pie.

En cuanto a la sintomatología es prácticamente la misma. El dolor i la inflamación aparecen en ambos  casos.

 

¿La fascitis plantar es más común en hombres o en mujeres?

El pico de incidencia en la población general ocurre entre los 40 y los 60 años de edad. Y los hombres son más susceptibles a sufrirla.

También se ha descrito que la afectación de ambos pies puede llegar hasta el 30%.

 

Tratamiento de la fascitis plantar.

Actualmente, existe un gran arsenal terapéutico para el tratamiento de la Fascitis Plantar que va desde el tratamiento conservador hasta la cirugía en los casos más perseverantes.

Pero no todos los tratamientos dan los mismos resultados.

Es imprescindible establecer un buen diagnóstico para diferenciar la causa de la fascitis plantar. De esta manera el tratamiento podrá ser mucho más exitoso.

A parte del tratamiento médico farmacológico y las infiltraciones (que en muchos casos no se recomiendan en absoluto) existen otros medios menos invasivos para la mejora de la fascitis plantar.

En Terafis tenemos una amplia experiencia y con buenos resultados en esta patología.

Algunas de las técnicas que utilizamos son las ondas de choque, la punción seca para relajar la musculatura y la Tecarterapia para regenerar el tejido.

Todo ello acompañado de un asesoramiento nutricional y de estilo de vida que mejore la fascitis plantar. Junto con los ejercicios más adecuados para su total recuperación.

 

¿Es necesario hacerse plantillas?

Otro profesional que puede colaborar en el tratamiento de la fascitis plantar es el podólogo.

Éste, basándose en un análisis profundo del comportamiento biomecánico de la marcha y del pie y teniendo en cuenta la actividad que realiza el paciente, realizará una prescripción para pautar una plantilla, que incida en la causa de la fascitis plantar.

 

Esperamos que este post os sirva de ayuda.

A todos aquellos que ya tenéis una fascitis plantar podréis comprender mejor vuestra lesión y tener una orientación terapéutica.

Y a los que sois afortunados y no estáis lesionados ahora ya sabéis cómo prevenirla. ¡Por si acaso!

Una vez más si os gusta nuestro blog haz un “like” en www.facebook.com/terafis.barcelona/ y comparte este “post” que seguro que podrá ayudar a muchas personas.