Terafis dieta cetogénica

Lo primero que hemos de tener claro es que una dieta cetogénica no es igual a una dieta proteica y eso te lo vamos aclarar en este post.

Hay dos maneras de obtener cuerpos cetónicos como sustrato energético para nuestro organismo;

  • consumiendo muchas proteínas
  • consumiendo muchas grasas

Pero esto debe ir acompañado de una baja ingesta de carbohidratos.

Pero te estarás preguntando qué es toda esta palabrería que os estoy contando, pues bien empecemos por el principio.

¿Qué es una dieta cetogénica?

La dieta cetogénica es baja en hidratos de carbono: se quema la grasa para obtener energía.

Los hidratos de carbono se limitan a un máximo de 50 gramos por día, lo que significa que el total de calorías que entran en su cuerpo va a provenir de; los hidratos de carbono (5%), proteínas (30%) y grasa (65%) aproximadamente.

 

¿Cuál es el objetivo de la dieta cetogénica?

El objetivo de una dieta cetogénica no es solo adelgazar, que también, si no que lo que realmente se busca es un “reset metabólico”.

Con la dieta cetónica buscamos optimizar nuestros recursos naturales para obtener un cuerpo más saludable.

 

La pérdida de peso en una dieta cetogénica es una consecuencia natural, no se puede evitar, hasta que el organismo llega a su peso ideal.

Nuestro organismo está acostumbrado a utilizar el azúcar como energía, lo que nos ha convertido en esclavos del consumo de carbohidratos. Cada vez necesitamos comer más hidratos de carbono y más veces al día.

Como las reservas de glucosa son limitadas y además se agotan muy deprisa, necesitamos comer glucosa para poder sobrevivir lo que nos hace unos auténticos adictos al azúcar.

¡Tanta azúcar al final te pasa factura y por eso en algunos casos aparece una diabetes o triglicéridos o colesterol altos!

Hemos estado comiendo tanta azúcar que nuestro organismo se ha olvidado de utilizar las grasas como sustrato energético para funcionar. Pero aún estamos a tiempo de “resetear” nuestro cuerpo con una dieta cetogénica adecuada.

De esta forma nuestro organismo creará cuerpos cetónicos para que sean utilizados como sustrato energético en lugar de la glucosa.

El objetivo, entrar en cetosis para obtener más energía.

Parece ser que numerosos estudios apuntan a que las grasas son mejor fuente de energía que los carbohidratos, más lenta pero más eficiente.

Por eso la dieta cetogénica también es más eficiente y saludable para nuestro organismo.

Simplemente compara; cada gramo de grasa nos aporta 9 Kcal, cada gramo de carbohidratos solo 4 Kcal. Los datos hablan por sí solos.

 

¿Cómo se hace una dieta cetogénica?

Tal y como hemos comentado antes los porcentajes de macronutrientes en una dieta cetogénica son los siguientes:

  • 65-75% grasas
  • 15-20% proteínas
  • 5-15% carbohidratos

Y la pregunta del millón: ¿qué alimentos debo comer o evitar en una dieta cetogénica?

La recomendación es evitar todos los cereales, las legumbres, los tubérculos y aquellas frutas más dulces o con más carbohidratos en su composición.

Y por su puesto todos los edulcorantes excepto la estevia.

La dieta cetogénica recomienda un alto consumo de grasas saludables como AVOE, aceite de coco, coco, leche y yogurt de coco, aguacate, ghee, pescados azules y carnes ecológicas de pastura en libertad, huevos eco y frutos secos y semillas previamente remojadas.

Los vegetales están permitidos en la dieta cetogénica sobretodo los de hoja verde y algunas hortalizas, en función lo estricto que quieras ser con la dieta.

Aquí podéis ver una pirámide alimentaria de dieta cetogénica.

Terafis pirámide dieta cetogénica

Cómo saber que has entrado en cetosis.

Para saber si tu dieta cetogénica está siendo eficaz es importante conocer si has entrado en cetosis.

Y para ello lo mejor es comprar unas tiras en la farmacia o en internet para hacer análisis de orina por las mañanas en ayunas.

De esta manera podrás controlar tu evolución.

También existen una serie de síntomas al principio que te pueden indicar que estás entrando en cetosis:

  • Cambio en el aliento.
  • Subidón de energía o por lo contrario sensación de cansancio.
  • Ligero dolor de cabeza.

Es una sintomatología típica al principio de una dieta cetogénica.

Beneficios de la dieta cetogénica

Existen muchos estudios sobre las dietas cetogénicas y sus beneficios se encuentran a muchos niveles, como puedes ver a continuación.

  • Pérdida de peso efectiva y controlada. Gracias a la quema de grasas contínua.
  • Aumento de la energía vital, más ganas de hacer cosas y moverte.
  • Mejora la calidad de la piel en casos de eccema, psoariasis y acné.
  • Minimiza la ansiedad por comer dulce.
  • Estabiliza los niveles de glucosa en sangre.
  • Combate la inflamación. Se ha observado que la citoquinas inflamatorias disminuyen al entrar en cetosis.
  • Cáncer: Hoy en día es una de las enfermedades más estudiadas y por ello en cuanto a la dieta no va a ser menos, los efectos de la dieta cetogénica en el cáncer están en el punto de mira. Muchos tipos de cáncer dependen de la glucosa para proliferar y la dieta cetogénica precisamente les priva de ella.Al reducir la glucosa se mata al cáncer de hambre.
  • Muscular: Estudios demuestran que con menor ingesta de proteína, pero suficiente, no solo no se pierde masa muscular sinó que se conserva y se puede mejorar.
  • Mejora el estado de ánimo y la depresión siempre que sean secundarios a una neuroinflamación.
  • Reduce el estrés oxidativo.
  • Equilibra el sistema inmunitario.
  • Efecto anti-aging.
  • Previene de enfermedades neurológicas. Debido al alto contenido de omega 3 en la dieta cetogénica.

Riesgos de la dieta cetogénica

Lo primero de todo es que no se recomienda hacerla por tu cuenta, sería un error.

La dieta cetogénica al principio es difícil de equilibrar.

Por eso siempre se recomienda el asesoramiento de personal cualificado para llevar a cabo una dieta cetogénica.

Si padeces alguna enfermedad, mucho cuidado, y consulta siempre primero a un profesional sanitario. Debes prestar mucha atención y no descuidar la ingesta adecuada de micronutrientes.

Las vitaminas, la fibra y los minerales son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Cuidado con limitar las verduras, muy ricas en estos micronutrientes, hay me comerlas en cantidades suficientes, sobretodo las de hoja verde.

Mejor comerlas crudas o cocinadas a baja temperatura durante bastante tiempo.

No cometáis el error de pasaros con las proteínas puesto que éstas se acaban convirtiendo en glucosa mediante la gluconeogénesis.

Receta para desayunar.

 Como ya sabemos que la comida y la cena son más fáciles de llevar aquí os dejo una receta de dieta cetogénica para el desayuno.

¡Espero que os guste!

1 yogurt de leche de coco pura

Frutos rojos

Frutos secos

Terafis desayuno dieta cetogénica

Bien, ahora ya tienes información para mantener un cuerpo más saludable. Hemos dado un paso más en la evolución hacia la salud, porque:

La salud es lo más valiosos que tenemos.

 

Así que si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada . Los campos necesarios están marcados (*).

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.