Terafis dieta cetogénica

¿Qué es la dieta cetogénica y cómo se hace?

Lo primero que hemos de tener claro es que una dieta cetogénica no es igual a una dieta proteica y eso te lo vamos aclarar en este post.

Hay dos maneras de obtener cuerpos cetónicos como sustrato energético para nuestro organismo;

  • consumiendo muchas proteínas
  • consumiendo muchas grasas

Pero esto debe ir acompañado de una baja ingesta de carbohidratos.

Pero te estarás preguntando qué es toda esta palabrería que os estoy contando, pues bien empecemos por el principio.

¿Qué es una dieta cetogénica?

La dieta cetogénica es baja en hidratos de carbono: se quema la grasa para obtener energía.

Los hidratos de carbono se limitan a un máximo de 50 gramos por día, lo que significa que el total de calorías que entran en su cuerpo va a provenir de; los hidratos de carbono (5%), proteínas (30%) y grasa (65%) aproximadamente.

 

¿Cuál es el objetivo de la dieta cetogénica?

El objetivo de una dieta cetogénica no es solo adelgazar, que también, si no que lo que realmente se busca es un “reset metabólico”.

Con la dieta cetónica buscamos optimizar nuestros recursos naturales para obtener un cuerpo más saludable.

 

La pérdida de peso en una dieta cetogénica es una consecuencia natural, no se puede evitar, hasta que el organismo llega a su peso ideal.

Nuestro organismo está acostumbrado a utilizar el azúcar como energía, lo que nos ha convertido en esclavos del consumo de carbohidratos. Cada vez necesitamos comer más hidratos de carbono y más veces al día.

Como las reservas de glucosa son limitadas y además se agotan muy deprisa, necesitamos comer glucosa para poder sobrevivir lo que nos hace unos auténticos adictos al azúcar.

¡Tanta azúcar al final te pasa factura y por eso en algunos casos aparece una diabetes o triglicéridos o colesterol altos!

Hemos estado comiendo tanta azúcar que nuestro organismo se ha olvidado de utilizar las grasas como sustrato energético para funcionar. Pero aún estamos a tiempo de “resetear” nuestro cuerpo con una dieta cetogénica adecuada.

De esta forma nuestro organismo creará cuerpos cetónicos para que sean utilizados como sustrato energético en lugar de la glucosa.

El objetivo, entrar en cetosis para obtener más energía.

Parece ser que numerosos estudios apuntan a que las grasas son mejor fuente de energía que los carbohidratos, más lenta pero más eficiente.

Por eso la dieta cetogénica también es más eficiente y saludable para nuestro organismo.

Simplemente compara; cada gramo de grasa nos aporta 9 Kcal, cada gramo de carbohidratos solo 4 Kcal. Los datos hablan por sí solos.

 

¿Cómo se hace una dieta cetogénica?

Tal y como hemos comentado antes los porcentajes de macronutrientes en una dieta cetogénica son los siguientes:

  • 65-75% grasas
  • 15-20% proteínas
  • 5-15% carbohidratos

Y la pregunta del millón: ¿qué alimentos debo comer o evitar en una dieta cetogénica?

La recomendación es evitar todos los cereales, las legumbres, los tubérculos y aquellas frutas más dulces o con más carbohidratos en su composición.

Y por su puesto todos los edulcorantes excepto la estevia.

La dieta cetogénica recomienda un alto consumo de grasas saludables como AVOE, aceite de coco, coco, leche y yogurt de coco, aguacate, ghee, pescados azules y carnes ecológicas de pastura en libertad, huevos eco y frutos secos y semillas previamente remojadas.

Los vegetales están permitidos en la dieta cetogénica sobretodo los de hoja verde y algunas hortalizas, en función lo estricto que quieras ser con la dieta.

Aquí podéis ver una pirámide alimentaria de dieta cetogénica.

Terafis pirámide dieta cetogénica

Cómo saber que has entrado en cetosis.

Para saber si tu dieta cetogénica está siendo eficaz es importante conocer si has entrado en cetosis.

Y para ello lo mejor es comprar unas tiras en la farmacia o en internet para hacer análisis de orina por las mañanas en ayunas.

De esta manera podrás controlar tu evolución.

También existen una serie de síntomas al principio que te pueden indicar que estás entrando en cetosis:

  • Cambio en el aliento.
  • Subidón de energía o por lo contrario sensación de cansancio.
  • Ligero dolor de cabeza.

Es una sintomatología típica al principio de una dieta cetogénica.

Beneficios de la dieta cetogénica

Existen muchos estudios sobre las dietas cetogénicas y sus beneficios se encuentran a muchos niveles, como puedes ver a continuación.

  • Pérdida de peso efectiva y controlada. Gracias a la quema de grasas contínua.
  • Aumento de la energía vital, más ganas de hacer cosas y moverte.
  • Mejora la calidad de la piel en casos de eccema, psoariasis y acné.
  • Minimiza la ansiedad por comer dulce.
  • Estabiliza los niveles de glucosa en sangre.
  • Combate la inflamación. Se ha observado que la citoquinas inflamatorias disminuyen al entrar en cetosis.
  • Cáncer: Hoy en día es una de las enfermedades más estudiadas y por ello en cuanto a la dieta no va a ser menos, los efectos de la dieta cetogénica en el cáncer están en el punto de mira. Muchos tipos de cáncer dependen de la glucosa para proliferar y la dieta cetogénica precisamente les priva de ella.Al reducir la glucosa se mata al cáncer de hambre.
  • Muscular: Estudios demuestran que con menor ingesta de proteína, pero suficiente, no solo no se pierde masa muscular sinó que se conserva y se puede mejorar.
  • Mejora el estado de ánimo y la depresión siempre que sean secundarios a una neuroinflamación.
  • Reduce el estrés oxidativo.
  • Equilibra el sistema inmunitario.
  • Efecto anti-aging.
  • Previene de enfermedades neurológicas. Debido al alto contenido de omega 3 en la dieta cetogénica.

Riesgos de la dieta cetogénica

Lo primero de todo es que no se recomienda hacerla por tu cuenta, sería un error.

La dieta cetogénica al principio es difícil de equilibrar.

Por eso siempre se recomienda el asesoramiento de personal cualificado para llevar a cabo una dieta cetogénica.

Si padeces alguna enfermedad, mucho cuidado, y consulta siempre primero a un profesional sanitario. Debes prestar mucha atención y no descuidar la ingesta adecuada de micronutrientes.

Las vitaminas, la fibra y los minerales son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Cuidado con limitar las verduras, muy ricas en estos micronutrientes, hay me comerlas en cantidades suficientes, sobretodo las de hoja verde.

Mejor comerlas crudas o cocinadas a baja temperatura durante bastante tiempo.

No cometáis el error de pasaros con las proteínas puesto que éstas se acaban convirtiendo en glucosa mediante la gluconeogénesis.

Receta para desayunar.

 Como ya sabemos que la comida y la cena son más fáciles de llevar aquí os dejo una receta de dieta cetogénica para el desayuno.

¡Espero que os guste!

1 yogurt de leche de coco pura

Frutos rojos

Frutos secos

Terafis desayuno dieta cetogénica

Bien, ahora ya tienes información para mantener un cuerpo más saludable. Hemos dado un paso más en la evolución hacia la salud, porque:

La salud es lo más valiosos que tenemos.

 

Así que si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

Tendinitis de hombro. Qué es y qué puedes hacer para mejorarla.

La tendinitis de hombro es la lesión más común en esta articulación, produce dolor y limitación de la movilidad.

El término tendinitis hace referencia a la inflamación o irritación de un tendón por causas mecánicas, degenerativas o traumáticas.

El tendón es como un cordón grueso que une el músculo al hueso.

Los tendones que se suelen ver afectados en la tendinitis del hombro son los del Manguito rotador, y especialmente el Supraespinoso.

Este tendón es especialmente susceptible de lesionarse debido a sus características anatómicas.

Se encuentra en el medio de dos estructuras óseas, en un pequeño espacio que muchas veces se ve disminuido. Esta disminución provoca fricción y desgaste del tendón lo que lleva a la tendinitis de hombro.

Por eso a partir de ahora cuando hablemos de tendinitis de hombro muchas veces nos estaremos refiriendo a la afectación del Supraespinoso, que es con el que te sentirás más identificado.

Descubre en este post los secretos de como tratar la tendinitis de hombro.

 

¿Qué es la tendinitis de hombro?

Es la afectación de los tendones que discurren por esta articulación.

Causando inflamación e irritación.

Muchas veces también podemos observar calcificaciones sobre los tendones e incluso pequeñas roturas o roturas completas del tendón.

 

¿Cuáles son las causas de la tendinitis de hombro?

Las causas de esta lesión son muy variadas y a cada persona le puede afectar una u otra.

No existe una causa concreta y específica que cause la tendinitis de hombro, son un conjunto de factores los que causan la lesión.

La principal causa de tendinitis de hombro es la disminución del espacio subacromial como hemos comentado antes.

Esta disminución puede ser debida a:

Alteraciones biomecánicas y posturales que producen tendinitis de hombro.

La articulación del hombro se compone de varios huesos que se articulan entre ellos y que han de tener una correcta movilidad.

Cuando una de estas estructuras queda fijada por culpa de una “mala postura” y no se mueve correctamente afecta a todo el conjunto del hombro.

De manera que la típica postura decaída y con hombros adelantados como cerrando el pecho sería una de las más lesivas que causarían la tendinitis de hombro.

Cerrando así el espacio subacromial y generando un “impingement” del hombro (ascenso de cabeza humeral).

Degeneración articular y artrosis.

El hombro como todas las articulaciones es susceptible de sufrir una degeneración.

El engrosamiento del acromion genera que el espacio disminuya afectando al tendón.

La fricción del tendón al pasar por un espacio estrecho es la que genera la tendinitis del hombro.

El envejecimiento de los tejidos junto con la falta de hidratación y la pérdida de elasticidad propias de la edad son factores a tener muy en cuenta ante esta lesión.

Factores hereditarios.

Hay personas que genéticamente ya son candidatas a tener una forma inadecuada del acromion lo que condiciona el espacio y la consecuente lesión del tendón.

Alteraciones metabólicas.

El estilo de vida es muy importante ante las lesiones. La falta de sueño e hidratación así como una alimentación inadecuada hacen que nuestros tejidos no tengan la calidad adecuada.

Y sean susceptibles de lesionarse.

Traumatismos.

Evidentemente cualquier golpe directo o movimientos de repetición pueden causar la tendinitis de hombro.

Otras lesiones a distancia pueden ocasionar tendinitis de hombro.

Con esto nos referimos a lesiones de otras partes del cuerpo que pueden afectar al hombro.

Pueden cambiar la mecánica del hombro problemas cervicales, escoliosis, pierna corta unilateral, malos apoyos plantares.

 

Evolución de la tendinitis de hombro.

Aunque el dolor de hombro muchas veces aparece de golpe, no quiere decir que nos hayamos hecho daño de la noche a la mañana.

Como todo, conlleva su tiempo forjar una lesión, a no ser que sea por un traumatismo directo.

Podemos identificar diferentes fases en la tendinitis de hombro.

Fase inicial.

Se caracteriza por ser el inicio de la lesión.

El paciente siente dolor en la cara anterior del hombro y lateral del brazo. Aumenta por la noche y en la abeducción del brazo por encima de 60 grados.

También siente dolor a la palpación del tendón en su inserción en la cabeza humeral.

En principio esta situación es reversible ya que no existe engrosamiento ni rotura del tendón afectado.

Fase de engrosamiento.

En esta fase en la que ya existe un engrosamiento también existe una menor vascularización del tendón que causa hipoxia.

Es característico el dolor nocturno que mejora con un poco de movimiento y con calor.

También puede existir ya limitación de la movilidad en flexión anterior y abedución del brazo.

El tendón empieza a estar fibrosado y en ocasiones se pueden encontrar micro roturas en el tendón y calcificaciones.

Y otras veces vemos la bursa subacromiodeltoidea engrosada.

Fase avanzada de la lesión.

Podríamos decir que es la fase más grave y dolorosa donde ya la movilidad se ve muy comprometida.

En la ecografía se observa como el tendón ya está desgarrado y en ocasiones las calcificaciones son más grandes.

El tejido está fibrosado e hipóxico completamente.

 

Síntomatología de la tendinitis de hombro.

Lo que realmente nos hace ir a la visita del médico o fisioterapeuta es el dolor.

Este dolor puede llegar en ocasiones hasta y codo y el cuello. Y por la noche suele empeorar así como al movimiento.

Y cuando la tendinitis de hombro ya está muy evolucionada y empezamos a perder movilidad aún nos preocupamos todavía más.

 

Diagnóstico de la tendinitis de hombro.

Tanto el médico como el fisioterapeuta hacemos una serie de preguntas al paciente para saber cómo se ha ocasionado el dolor.

El fisioterapeuta sobretodo observa la postura y palpa las estructuras que podrían ser dolorosas.

También utilizamos ciertos test diagnósticos para identificar qué tendón está lesionado.

Test de movilidad y fuerza.

Indagamos en el estilo de vida y antecedentes de enfermedades y lesiones en la familia y propio paciente.

Y finalmente se suelen prescribir pruebas radiológicas complementarias para confirmar la lesión.

RNM, Rx y ecografía son las más utilizadas en función del criterio del traumatólogo.

 

Diferentes tratamientos para tendinitis de hombro.

Tratamiento médico.

Consiste en la toma de medicación pautada por el médico junto a un reposo relativo del brazo lesionado.

En otras ocasiones el médico hace una infiltración en el hombro de corticoides. Sin evaluar la posibilidad de realizar otros tratamientos de entrada.

Las técnicas invasivas deberían ser siempre el último recurso a utilizar. Porque tienen sus efectos secundarios.

En el caso de las infiltraciones se ha descrito que debilitan el tendón e incluso puede ser un  factor que provoque su ruptura.

Tratamiento de fisioterapia.

El objetivo principal de nuestro tratamiento es restablecer la mecánica correcta de la articulación del hombro.

Si las articulaciones no se mueven correctamente la tendinitis de hombro seguirá estando ahí porque la causa principal no se habrá solucionado.

Para ello realizaremos una reeducación postural general recolocando aquellas estructuras que estén afectando al hombro.

La terapia manual sobre los músculos y articulaciones afectados es básica en este tipo de lesión.

La osteopatía es un método de tratamiento ideal para devolver la movilidad deseada a las articulaciones

Existen numerosas técnicas manuales para tratar los músculos y los puntos gatillos miofasciales pero sin duda la que aplicamos habitualmente es la punción seca. Es la que más éxito nos reporta en nuestros tratamientos.

Pero no nos debemos olvidar del tratamiento directo sobre el tendón. Las ondas de Choque actúan directamente sobre la inflamación, la fibrosis y las calcificaciones del tendón afectado.

Y una vez más la Tecarterapia nos ayuda a nutrir y oxigenar el tendón lesionado así como a regenerarlo.

Y finalmente enseñar unos ejercicios adecuados para el reequilibrio y propiocepción de la articulación del hombro.

Este es sin duda el mejor tratamiento de fisioterapia para la tendinitis de hombro. Obviar uno de estos pasos es igual a no realizar un tratamiento completo y efectivo.

La clave de la curación es un buen diagnóstico y tratamiento de fisioterapia.

Tratamiento quirúrgico.

Desafortunadamente a veces las operaciones quirúrgicas son inevitables.

Bien sea por un mal diagnóstico de entrada o por un tratamiento ineficaz de fisioterapia, o simplemente por no acudir al médico en el momento adecuado.

La cuestión es que la lesión se agrava a unos niveles en los que se acaba en un quirófano.

Esto nos lleva a compartir el  testimonio de una paciente de Terafis que nos comenta lo siguiente.

“Ojalá me hubiera hecho un tratamiento de fisioterapia adecuado en cuanto me empezó a doler el hombro, seguramente me hubiera ahorrado la cirugía.

En la actualidad me estoy tratando mi hombro ya operado en Terafis con técnicas de Osteopatía, Punción seca y Tecarterapia.

Porque a pesar de la cirugía mi hombro me seguía doliendo.

Afortunadamente el tratamiento está dando sus resultados y ya me encuentro prácticamente bien.

Mi consejo, la cirugía debería ser el último recurso de tratamiento para la tendinitis de hombro”

Núria Teuler

 

¿Cómo podemos prevenir la tendinitis de hombro?

La higiene postural en este caso es básica.

Evitar los movimientos de repetición del hombro sobretodo en rotación y elevación.

Mantener las articulaciones elásticas, evitando la rigidez.

La hidratación es básica en los problemas de tejido conjuntivo.

Una alimentación equilibrada hará que obtengamos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestras articulaciones y tendones.

Y una vez más, si te ha gustado este post, por favor, haz un “me gusta” en nuestro Facebook y comparte esta información en tu entorno. Seguro que alguien más se beneficiará.

Cómo tratar la fascitis plantar

Fascitis plantar: ¿Por qué empeora en verano?

Fascitis plantar: ¿qué es exactamente?

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia plantar, ésta es una aponeurosis en la planta del pie que va desde el calcáneo hasta el metatarso, hasta  la base de los dedos del pie.

Tiene una función biomecánica importante al caminar. Es la responsable de mantener el arco plantar adecuado junto con otras estructuras.

Cada vez que caminamos la fascia plantar se estira y acorta con cada paso. Funciona como un amortiguador del arco plantar.

La fascia plantar recibe el impacto, lo reparte y finalmente inicia un nuevo paso.

Si la fascia plantar es larga da lugar a un pie plano y si es corta a un pie cavo.

La inflamación de esta fascia en la zona que contacta con el calcáneo es la que conocemos como fascitis plantar.

 

¿Te sientes identificado con esta lesión?
Conoce más sobre ella en este post.

¿Por qué tengo una fascitis plantar?

Las causas de una fascitis plantar son múltiples. Depende de factores morfológicos, genéticos , posturales, estilo de vida y calzado.

Una de las causas más habituales es la práctica deportiva , la sobrecarga por correr o saltar de forma repetitiva, genera inflamación y pequeños desgarros  en la zona dando lugar a la fascitis plantar.

Otras causas de fascitis plantar:

  1. El pie plano representa la caída del arco plantar .La fascia plantar aparece estirada perdiendo su capacidad de amortiguación.
  2. Retracción y acortamiento de los músculos gemelos, sóleo  y tendón de Aquiles,  la fascia de estas estructuras se continúa con la fascia plantar. Se genera tensión miofascial alterando la biomecánica de la zona.
  3. El pie cavo nos lleva a un exceso de arco plantar, acortando la fascia. Esto provoca una tracción continua sobre la misma y se acaba inflamando.
  4. La falta de hidratación y alimentación desequilibrada afectan a la bioquímica de las estructuras miofasciales. Empeorando su calidad y elasticidad.
  5. El stress afecta claramente a esta zona del cuerpo dando lugar a dolores e inflamaciones.
  6. El exceso de peso.
  7. Calzado inadecuado para la práctica deportiva.
  8. Uso excesivo de tacones.

 

¿Por qué empeora la fascitis plantar en verano?

El mal calzado es una de las causa principales junto con la práctica deportiva.

En verano concretamente, el uso reiterado de chanclas empeora la fascitis plantar.

Y te preguntarás porqué. Y es que en invierno , otoño y parte de primavera vamos calzados con zapato cerrado. Calzados con cordones que nos sujetan el pie y estabilizan el arco plantar. Y además con suelas anatómicas que amortiguan.

En verano es todo lo contrario. Llevamos los pies al aire libre, con suelas más rígidas, sin cordones y muchas sandalias sin estar sujetas al tobillo.

De esta manera pasamos de un extremo al otro. De máxima sujeción a la libertad  total. Para mantener los pies fresquitos.

¡Y que bien! seguro que estáis pensando. Pues parece ser que no tanto.

Al liberar el pie, éste pasa a impactar directamente con el talón en el suelo ya que las suelas de las chanclas son delgadas y no amortiguan nada.

Además los dedos del pie se ven obligados a trabajar en flexión. En forma de garra para evitar que las chanclas se nos escapen.

Esto da lugar a la pérdida de apoyo del arco plantar y a forzar un pie cavo que hace trabajar a la fascia plantar dando lugar a la larga a una inflamación y posterior fascitis plantar.

Pero todo esto no quiere decir que no debamos usar chanclas nunca más. Hay que saber utilizarlas en momentos determinados y no habitualmente.

Hay determinadas sandalias que son bastante anatómicas, con apoyo plantar y que amortiguan. Estas son las que debemos utilizar. ¡Ah, y que se sujeten al tobillo!

La idea de llevar el talón al aire es un mal asunto para la fascitis plantar.

 

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma principal de la fascitis plantar es el dolor agudo en la planta del pie, cerca del talón y de predominio en la parte interna.

Este dolor suele ser más intenso con el exceso de esfuerzo y a primera hora de la mañana cuando nos levantamos. Tras dar unos pasos la fascia se va elongando y cada vez duele menos.

La fascitis plantar puede ser engañosa porque al principio parece que el dolor cede con el reposo.

No nos engañemos, en cuanto aparece el dolor es que tenemos algún problema y dejar que se pase solo no es buena idea.

Y en la práctica deportiva menos, ya que la carga es superior y a la larga la lesión se cronifica.

Lo ideal es acudir a un fisioterapeuta titulado y consultar el problema de fascitis plantar.

 

¿Qué diferencia hay entre fascitis plantar y espolón calcáneo?

Muchos de vosotros seguramente tenéis las dos cosas, es normal porque a veces se acompañan.

El espolón calcáneo es una calcificación que aparece en el calcáneo y se puede ver en una radiografía lateral del pie.

En cuanto a la sintomatología es prácticamente la misma. El dolor i la inflamación aparecen en ambos  casos.

 

¿La fascitis plantar es más común en hombres o en mujeres?

El pico de incidencia en la población general ocurre entre los 40 y los 60 años de edad. Y los hombres son más susceptibles a sufrirla.

También se ha descrito que la afectación de ambos pies puede llegar hasta el 30%.

 

Tratamiento de la fascitis plantar.

Actualmente, existe un gran arsenal terapéutico para el tratamiento de la Fascitis Plantar que va desde el tratamiento conservador hasta la cirugía en los casos más perseverantes.

Pero no todos los tratamientos dan los mismos resultados.

Es imprescindible establecer un buen diagnóstico para diferenciar la causa de la fascitis plantar. De esta manera el tratamiento podrá ser mucho más exitoso.

A parte del tratamiento médico farmacológico y las infiltraciones (que en muchos casos no se recomiendan en absoluto) existen otros medios menos invasivos para la mejora de la fascitis plantar.

En Terafis tenemos una amplia experiencia y con buenos resultados en esta patología.

Algunas de las técnicas que utilizamos son las ondas de choque, la punción seca para relajar la musculatura y la Tecarterapia para regenerar el tejido.

Todo ello acompañado de un asesoramiento nutricional y de estilo de vida que mejore la fascitis plantar. Junto con los ejercicios más adecuados para su total recuperación.

 

¿Es necesario hacerse plantillas?

Otro profesional que puede colaborar en el tratamiento de la fascitis plantar es el podólogo.

Éste, basándose en un análisis profundo del comportamiento biomecánico de la marcha y del pie y teniendo en cuenta la actividad que realiza el paciente, realizará una prescripción para pautar una plantilla, que incida en la causa de la fascitis plantar.

 

Esperamos que este post os sirva de ayuda.

A todos aquellos que ya tenéis una fascitis plantar podréis comprender mejor vuestra lesión y tener una orientación terapéutica.

Y a los que sois afortunados y no estáis lesionados ahora ya sabéis cómo prevenirla. ¡Por si acaso!

Una vez más si os gusta nuestro blog haz un “like” en www.facebook.com/terafis.barcelona/ y comparte este “post” que seguro que podrá ayudar a muchas personas.

 

 

Terafis_candidiasis

CANDIDIASIS VAGINAL, EL TERROR DE LAS MUJERES SOBRETODO EN VERANO.

¿Sufres de candidiasis? Si es que sí ya sabes lo molestas que son las cándidas y si son recurrentes todavía peor.

Y si no las sufres ni las has sufrido no sabes la suerte que tienes. De cualquier forma te invitamos a leer este post. La información te servirá igualmente.

Candidiasis:
¿Sabes cómo enfocar su tratamiento?
Te ayudamos.

 

¿QUÉ ES LA CANDIDIASIS?

La candidiasis vaginal es una infección en la zona vulvovaginal . Producida por diferentes especies de Cándida, generalmente por la Cándida Álbicans. Ésta, es un hongo que forma parte de la flora biológica natural en todas las mujeres y que ataca la mucosa vaginal cuando prolifera.

Le gustan las zonas de calor, húmedas y oscuras, por eso habita en la vagina, en el tubo digestivo e incluso puede pasar a la sangre.

 

¿CUÁNDO  PODEMOS SUFRIR UNA CANDIDIASIS?

En situaciones de normalidad nuestro Sistema Inmunitario es capaz de mantener el balance de la flora equilibrada. De esta manera todo funciona a la perfección.

Pero hay determinadas situaciones que predisponen a romper este balance y hacer proliferar la Cándida. Puesto que es un microorganismo oportunista.

Estas situaciones son:

  • Reducción de la acidez de PH vaginal.
  • Sistema Inmunitario débil o deprimido.
  • Uso de antibióticos orales.
  • Cambios hormonales.
  • Ropas apretadas.
  • Bikinis mojados o húmedos.
  • Calor y humedad.
  • Métodos anticonceptivos intravaginales.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA CANDIDIASIS VAGINAL?

No todas las mujeres presentan la misma sintomatología, a veces solo se puede tener un síntoma o dos o todos y tener candidiasis igualmente.

Los más habituales son:

  • Flujo vaginal blanco, inodoro y como“ leche cortada”.
  • Prurito vulvar, es el más importante.
  • Sensación de quemazón.
  • Eritema y edema vaginal.
  • Dolor al orinar y/o al acto sexual.

 

¿A CUANTAS MUJERES PUEDE AFECTAR?

La incidencia de candidiasis es variable.

Se estima que el 75 % de las mujeres padecen al menos un episodio durante su vida.

De un 40 a 50 % desarrolla recurrente. Más de un episodio en su vida.

Y, finalmente, un 5 % de las mujeres adultas presentan episodios repetidos. Más de 4 episodios al año.

 

DIAGNOSTICO

El diagnóstico se lleva a cabo mediante la anamnesis clínica. Es básica para establecer la candidiasis.  Identificando sígnos y síntomas.

A veces también es necesario un examen por parte del ginecólogo. Realizar un cultivo micológico de la vagina es definitivo para su diagnóstico.

 

FACTORES QUE PREDISPONEN A UNA CANDIDIASIS VAGINAL.

  • Diabetes.
  • Embarazo.
  • Factores nutricionales como dietas ricas en carbohidratos.
  • Anticonceptivos orales.
  • Estrés.
  • Dispositivos intrauterinos.
  • Higiene personal.

 

TRATAMIENTO

En casos de candidiasis aguda y con síntomas  poco  importantes el ginecólogo recomienda óvulos antimicóticos intravaginales y cremas locales.

 

 

Este tratamiento en muchos casos es suficiente para solucionar la infección.

En casos más severos el ginecólogo recurrirá a tratamiento vía oral con fluconazol.

Aunque con todo y con eso, hay casos en que la candidiasis vuelve a aparecer. En estos casos es cuando sería interesante plantearse otras alternativas de tratamiento de apoyo al tratamiento médico.

 

TERAPIAS ALTERNATIVAS

Diferentes estudios reflejan que existen otro tipo de tratamientos para la candidiasis. Más allá de dejar de tomar azúcar, que siempre es recomendable.

Encontramos bibliografía que hace referencia al uso de probióticos y prebióticos como herramientas de salud muy beneficiosas para combatir esta alteración.

Una dieta adecuada, prescrita por un asesor nutricional, es un apoyo imprescindible como parte del tratamiento.

 

 

De todas maneras creo que lo mejor es establecer, de entrada,  cuál ha sido la posible causa de proliferación de este hongo.

De esta manera se puede recomendar un estilo de vida adecuado a cada mujer.

Porque no es lo mismo haber tomado mucho antibiótico, que tener un cambio hormonal. Evidentemente el enfoque del tratamiento para la candidiasis no es el mismo.

Para mí como terapeuta, es imprescindible tratar a cada persona individualmente.

 

REFLEXIONES PERSONALES

Como mujer, que además ha sufrido candidiasis, quiero decir que no tiene por qué ser para siempre.

No debemos aceptar, sin más, que hemos de recaer continuamente en una situación, cuanto menos, incómoda para nosotras.

Y que no siempre tenemos que seguir tratamiento médico exclusivamente, que cuando sea necesario, si obviamente. Pero que mi experiencia personal me dice que una buena terapia regenerativa a nivel digestivo u hormonal, entre otros, es una muy buena opción de tratamiento y curación de esa maldita candidiasis.

Ahí os lo dejo, para todas aquellas que busquéis alternativas saludables a pequeños problemas de salud que nos hacen la vida más incómoda.

Una vez más, si os gusta nuestro blog haz un “like” en www.facebook.com/terafis.barcelona/ y comparte este “post” que seguro que podrá ayudar a muchas mujeres.