Disfunciones metabólicas

¿Padeces alguna disfunción metabólica y estás buscando un tratamiento adecuado para ti? En Terafis tenemos la mejor solución ya que disponemos de excelentes técnicas que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida.

El metabolismo es el proceso por el cual el organismo obtiene o produce energía mediante los alimentos que ingiere. Los alimentos que ingerimos están formados por proteínas, carbohidratos y grasas. Los procesos químicos del sistema digestivo descomponen las partes de estos alimentos en azúcares y ácidos grasos, el combustible del cuerpo humano. El organismo puede utilizar esta energía de inmediato o almacenarla en los tejidos, tales como el hígado, los músculos y la grasa corporal.

Las enfermedades metabólicas aparecen cuando tienen lugar reacciones químicas anómalas en el organismo que interrumpen este proceso de descomponer los alimentos. Actualmente, es uno de los trastornos que más prevalece en la humanidad y llega a afectar a niños, jóvenes, adultos y ancianos, es decir prácticamente a cualquier persona.

Tratamientos y técnicas para tratar la disfunción metabólica

Actualmente hay diversos tratamientos que pueden ayudar a las personas con disfunciones metabólicas, algunos de ellos son:

  • La osteopatía visceral.
  • La Psiconeuroinmunología.
  • Ejercicio terapéutico dirigido.
  • Tecarterapia.

No dejes que las disfunciones metabólicas te impidan disfrutar de la vida. En Terafis contamos con los mejores especialistas que aplican técnicas y tratamientos innovadores que te ayudarán a prevenir, tratar y mejorar todos tus problemas.

Osteopatía visceral

Se realizan técnicas suaves sobre fascias y ligamentos viscerales con el objetivo de restablecer la movilidad fisiológica de los órganos, y generando reflejos fisiológicos beneficiosos.

Ir a Tratamiento de Osteopatía visceral en Terafis

Psiconeuroinmunología

Buscar el origen endocrino y de hábitos alimentarios y de estilo de vida que pueden causar el problema y equilibrarlo mediante alimentación adecuada, ejercicio físico y suplementación.

Ir a Tratamiento de Psiconeuroinmunología en Terafis

Sistema nervioso autónomo (SNA). Stress y dolor

Método innovador de evaluar y tratar el SNA. Permite detectar y cuantificar niveles esenciales para el mantenimiento de la salud y aplicar nuestros tratamientos avanzados de Medicina Integrativa, Fisioterapia y Osteopatía, validados en el campo de la Neurociencia.

Ir a Tratamiento de Sistema nervioso autónomo (SNA). Stress y dolor en Terafis

Osteopatía

Técnicas con efectos reflexógenos (Dicke, Craneo-sacrales…). Búsqueda y tratamiento de posibles disfunciones asociadas (viscerales, craneales,…).Técnicas de osteopatía estructural-visceral-craneal adecuadas a la disfunción concreta. Favorecen el proceso curativo natural y como ayuda a otros tratamientos médicos y naturales.

Ir a Tratamiento de Osteopatía en Terafis

¿Qué son las disfunciones metabólicas?

Se conoce como disfunción metabólica a los distintos problemas que afectan el metabolismo del cuerpo y a la capacidad de descomponer los alimentos. Existen distintos tipos de trastornos, algunos afectan a la descomposición de los aminoácidos, los carbohidratos o los lípidos y otros al metabolismo mitocondrial afectando a las células que producen energía.

Un trastorno metabólico puede tener lugar también si órganos como el hígado y el páncreas no funcionan correctamente, bien sea por enfermedad o por un problema funcional derivado del estilo de vida.

Los trastornos más comunes son la diabetes tipo 2, la obesidad, la hipertensión arterial y las dislipemias. 

También, encontramos los trastornos metabólicos hereditarios que son afecciones heredadas que causan problemas en el metabolismo:

  • Galactosemia.
  • Trastornos mitocondriales.
  • Enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce (MSUD).
  • Deficiencia de cadena media de acyl-CoA deshidrogenasa (MCAD).
  • Enfermedad por almacenamiento de glucógeno (EAG).
disfunciones metabolicas
sintomas trastorno metabolico

Síntomas de los trastornos metabólicos

En primer lugar, los síntomas presentados durante las disfunciones metabólicas son muy variados, pues depende en gran medida del tipo de trastorno y si es crónico o de reciente aparición. 

Los síntomas más habituales del trastorno metabólico son los siguientes:

  • Náuseas.
  • Cansancio.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Dolor abdominal.
  • Convulsiones.
  • Ictericia.
  • Retrasos en el desarrollo.
  • Coma.
  • Circunferencia grande en la cintura.
  • Visión borrosa.
  • Azúcar alta en la sangre.
  • Aumento de sed y orina.

Cabe resaltar que en los trastornos hereditarios los indicios pueden aparecer poco después del nacimiento, sin embargo, algunos síntomas se irán manifestando durante el paso de los años.

Causas de las disfunciones metabólicas

Por lo general, la causa más común que interviene en la aparición de las disfunciones metabólicas es la ausencia o el mal funcionamiento de algunas proteínas bien sea por una herencia genética o por un estilo de vida inadecuado y/o poco saludable. Dependiendo de la función de esta proteína, ya sea como un enzima; como una hormona; como un receptor-transportador de membrana celular; o formando parte de una organela celular (lisosoma, peroxisoma) dará lugar a diferentes grupos de enfermedades. Si estas sustancias o químicos no están disponibles se produce una alteración metabólica. 

Por otra parte, los trastornos metabólicos están vinculados estrechamente con la obesidad, el sobrepeso y la falta de actividad física. También, está asociada con la resistencia a la insulina, la cual es una hormona generada por el páncreas.

En las personas con resistencia a la insulina sus células no responden de forma correcta, haciendo difícil el acceso de la glucosa, como resultado los niveles de glucosa aumentan en sangre aun cuando el cuerpo produce más insulina a fin de intentar disminuir la glucemia.

obesidad disfuncion metabolica

Factores de riesgo y complicaciones 

Existen diversos factores que aumentan el riesgo de desarrollar algún trastorno metabólico, algunos de ellos son:

  • Edad
  • Diabetes mellitus: Las mujeres que desarrollan diabetes gestacional, es decir, diabetes durante el embarazo, o tienen antecedentes familiares de diabetes tipo 2 suelen presentar trastornos metabólicos.
  • Obesidad: tener sobrepeso, particularmente en el abdomen, aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades como la Diabetes mellitus y la arterosclerosis.

 

  • Otras afecciones: los individuos que padecen de hígado graso no alcohólico, apnea del sueño o el síndrome de ovario poliquístico pueden llegar a desarrollar enfermedades metabólicas.

Ahora bien, sufrir algún tipo de síndrome metabólico puede aumentar el riesgo de experimentar otras complicaciones tales como:

Diabetes tipo 2

Al no controlar el exceso de peso, el cuerpo podría desarrollar resistencia a la insulina, lo que a su vez aumenta los niveles de glucosa en la sangre. 

Finalmente, la resistencia a la insulina llevaría al desarrollo de la diabetes tipo 2 y todo lo que ella conlleva, lo cual termina siendo muy perjudicial para la salud.

Enfermedades cardiacas y circulatorias

Los niveles altos de colesterol y una alta presión arterial contribuyen a la acumulación de plaquetas en las arterias, dichas plaquetas se endurecen y estrechan las arterias, lo cual puede originar un infarto, ataque al corazón o un accidente cardiovascular.

¿Cómo prevenir una disfunción metabólica?

Llevar un estilo de vida saludable es la mejor manera de prevenir las disfunciones metabólicas, lo que incluye:

  • Realizar actividad física al menos 30 minutos todos los días.
  • Tener buenos hábitos alimenticios, ingiriendo suficientes verduras, proteínas magras, frutas y grasas saludables.
  • Disminuir el consumo de sal, harinas y azúcares refinados y grasas saturadas.
  • Mantener un peso saludable y adecuado según las características y necesidades particulares de cada persona.
  • No fumar.
  • Reducir o controlar el estrés.
  • Beber suficiente agua.
  • Exponerse a luz del sol.

Claro está, esto no es aplicable a los casos de trastornos hereditarios que ya han tenido un diagnóstico prenatal, pues esos no se pueden prevenir. Sin embargo, al ser controlado y tratado, el pronóstico a largo plazo es muy alentador para el paciente. 

 

prevenir disfuncion metabolica