En Terafis abrimos nuestro centro para atender bajo cita previa a pacientes privados, con contrarembolso y aquellos que sus aseguradoras cubren terapias de osteopatía y ondas de choque en nuestra consulta y a domicilio. Para pedir cita contactar al teléfono 628626344 o por el mail a info@terafis.es

Las fascias son envolturas de tejido conjuntivo, presentes de forma masiva, en todo el organismo. Dentro de cada fascia encontramos un compartimento que incluye no sólo los músculos, sino también nervios y vasos sanguíneos.

La fascia no se expande, de manera que cualquier inflamación dentro de un compartimento dará lugar a un aumento de presión que repercutirá en músculos, nervios y vasos sanguineos.
Una de las causas de que esto ocurra son los traumatismos, aunque en muchos casos aparece por actividades repetitivas, como por ejemplo correr, o apretar el acelerador de la moto, pero los síntomas aparecen únicamente durante la actividad o las horas de después.

Las zonas más propensas a que aparezca este tipo de lesión son la parte inferior de la pierna (tibial anterior), y en el antebrazo, por ejemplo en pianistas o motoristas; aunque puede aparecer en otras zonas como mano, pie, muslo, brazo…

El síntoma principal es dolor intenso y continuo en la zona mientras se realiza la actividad, aunque en los casos más graves, si la presión es lo suficientemente alta y mantenida en el tiempo, puede comprometer el flujo de sangre que a los músculos del compartimento o presionar algún nervio, y disminuir la sensibilidad, aparecer sensación de entumeciemiento y hormigueo, debilidad, palidez en la piel, etc.

En el inicio de la afección, con simple reposo suele desaparecer. El síndrome compartimental puede aparecer por un sobreentrenamiento; no dejamos que la musculatura se recupere después de actividad física intensa, hay una compresión y si no les llega el oxígeno sufiente a los músculos puede llegar a afectar a su función.

Como prevención, se recomienda:
Estirar antes y después del ejercicio físico. Utilizar calzado deportivo con buena amortiguación. Evitar vendajes o accesorios deportivos demasiado apretados.
En caso de contusiones o sobrecargas, aplicar hielo después de la actividad.
A los primeros síntomas acudir al fisioterapeuta: En Terafis conseguimos elastificar y vascularizar las fascias que están comprimiendo el compartimento dañado. En los pocos casos que no funciona, la solución sería la cirugía y luego realizar tratamiento de recuperación.

TÉCNICAS PRINCIPALES

TECARTERAPIA

Disminuir el dolor y la inflamación, mejorar la flexibilización, vascularización y oxigenación de las estructuras afectadas

TERAPIAS MIOFASCIALES

Tratar las bandas tensas y sus puntos gatillo miofasciales para que sean elásticas e indoloras. Existen diferentes técnicas manuales, y con ayuda de accesorios (ganchos, ventosas, etc,..). Maniobras normalizar las tensiones de musculatura y fascias que la acompañan.

PUNCIÓN SECA

Tratamiento de los puntos gatillo que acompañan a las contracturas musculares. Relajación muscular, inhibición del dolor local e irradiado, ganar amplitud de movimiento.


¿Encontró un servicio para usted?