Las terapias manuales son métodos terapéuticos y de rehabilitación que no necesitan medicación farmacológica. Estas contribuyen, mediante ejercicios físicos, a la curación y prevención de múltiples dolencias. En Terafis te ofrecemos la Terapia Manual Sohier con la atención de los mejores profesionales. Pero para que comprendas mejor de qué se trata, en este post conocerás todo sobre el tratamiento Sohier. El cual resulta ideal para combatir lesiones y dolores articulares. 

¿Qué es el método Sohier?

Patologias ortopedicas

El concepto Sohier fue desarrollado por el fisioterapeuta de origen belga, Raymond Sohier. Este proyecto nace en 1946 y sus fundamentos se basan en los análisis de las fuerzas ocurridas en las articulaciones. Las cuales cuentan con un impacto significativo en los tejidos conectivos.

Esta investigación llevó a que Sohier dedujera que las constantes y erróneas estimulaciones físicas a nivel de las células son las que provocan las distintas patologías. Por lo que se vio impulsado a diseñar el método terapéutico que hoy lleva su nombre.

Este tiene el objetivo de combatir los dolores musculares, lesiones articulares y diversas patologías. Además, es particularmente eficaz en luxaciones tendinopatías, esguinces, lumbalgias, hernias discales e incluso en lesiones asociadas a la columna vertebral. 

El tratamiento Sohier es llevado a cabo por medio del manejo de las articulaciones. De manera, que es posible restaurar el equilibrio, tanto del organismo como del sistema músculo-esquelético.

¿Cómo se trabaja el método Sohier?

Ejercicios terapeuticos

Para realizar un diagnóstico correcto con el tratamiento Sohier se lleva a cabo una entrevista hablada entre paciente y especialista. Además, debe hacerse una evaluación manual para determinar la cantidad de tensión y dolor articular que se padece. De esa manera, es posible establecer la intensidad de la terapia requerida.

Una vez descubiertas las disfunciones y anomalías en las coyunturas se procede a corregirlas a través de maniobras manuales concretas. Los principios establecidos para lograr la corrección de las dolencias son:

Posicionamiento articular: al momento de llevar a cabo el tratamiento Sohier se busca colocar la articulación en una posición no dolorosa. Esta debe ser próxima a la inserción muscular. Dicho aspecto es fundamental para realizar un procedimiento adecuado, puesto que previene la presencia de bloqueos. 

Sentido de corrección articular: el movimiento realizado durante el tratamiento Sohier debe ser tangencial a la superficie de las diferentes articulaciones. No obstante, dependiendo del caso los movimientos tienen como objetivo lograr un bostezo en la extensión articular. Esto se refleja en los límites fisiológicos indoloros.

Intensidad: La corrección se realiza de forma suave. De esa manera, se evita la activación de los mecanismos nociceptivos y propioceptivos de defensa. 

Complemento terapéutico: para evitar la recidiva se instruye y recomienda al paciente realizar ciertas actividades. Estas son a modo de suplemento y deben ser aplicadas por la misma persona. Además, contribuye a una recuperación más rápida y efectiva.

Algunos de los entrenamientos suplementarios recomendados por los especialistas son los siguientes: 

  • Ejercicios terapéuticos.
  • Ejercicios analíticos.
  • Ejercicios para la relajación capsular.
  • Ejercicios para el control de la postura.
  • Ejercicios de propiocepción.
  • Estiramientos.
  • Mantención de una buena higiene postural.

Cabe destacar que la realización de estas actividades puede variar dependiendo de las necesidades del paciente.

Beneficios de realizar la terapia manual Sohier

Patologias distroficas

Al realizar el tratamiento Sohier se tiene como objetivo restaurar de manera gradual el equilibrio del sistema locomotor. Esto lo consigues por medio del manejo de las articulaciones en el momento adecuado. 

Los mecanismos encargados de establecer el equilibrio biológico se hallan ubicados en los genes. Estos son influenciados por el vínculo existente entre la célula y el ambiente que la rodea. 

En los tejidos periarticulares y articulares el entorno es en mayor medida mecánico y físico. Por lo que un trastorno biomecánico puede ser capaz de producir cualquier tipo de patologías y afecciones en las articulaciones. 

Mejorar el potencial biológico mediante el tratamiento Sohier contribuye a la recuperación de la cinemática normal de la articulación. Lo que aporta diversos beneficios entre los que se encuentran los siguientes:

  • Equilibra la tensión capsulo-ligamentaria. 
  • Reduce el exceso de tensión músculo-tendinosa por estiramientos.
  • Disminuye la respuesta nociceptiva.
  • Aminora los desórdenes vasomotores.
  • Aumenta la eficacia funcional de los movimientos.
  • Mejora la postura.
  • Contribuye a la incrementación del control en la dinámica.
  • Elimina las retracciones de índole capsulo-ligamentaria. 

Patologías tratadas con el método Sohier

El tratamiento sohier posee una alta efectividad al tratar las disfunciones músculo-esqueléticas. Ya que permite restablecer el funcionamiento de las articulaciones que han sido perturbadas debido a patologías celulares. Entre las patologías más comunes tratadas por este medio se encuentran las siguientes:

Patologías inflamatorias

Las manipulaciones leves en las zonas articulares afectadas contribuye a rectificar la posición de su estructura. De esa manera, es posible evitar que se genere estrés en los tejidos, por lo que ayuda a restaurar las funciones orgánicas. Además, de la homeostasis en el sistema músculo-esquelético.

Con este procedimiento es posible prevenir afecciones como la tendinopatía, la artritis, la tenosinovitis, la osteocondritis, entre otras. 

Patologías distróficas

Los movimientos que se realizan al llevar a cabo el tratamiento Sohier permiten que las articulaciones alcancen una máxima funcionalidad. Además, de la movilidad perdida. Por tanto, se evitan patologías como la algodistrofia, la artrosis y algunas dolencias similares.

Traumatismos articulares

Con el tratamiento Sohier es posible normalizar los descentrajes en las articulaciones. Por lo tanto, se logra rectificar los posibles problemas de postura. De manera, que esta terapia es ideal para tratar las roturas en los tendones, las fracturas en las articulaciones o la dislocación de algún hueso.

Patologías ortopédicas

Aplicando un mínimo de fuerza al momento de realizar la terapia es posible alterar los movimientos anómalos presentes en las articulaciones. Además, contribuye a orientarlas hacia el movimiento funcional poco doloroso. Por lo que resulta perfecto para tratar la hipercifosis, el genu varo, la escoliosis y las secuelas quirúrgicas. 

El método Sohier es efectivo y adecuado para diferentes tipos de personas, sin importar su edad. Por lo que, si padeces lesiones crónicas, patologías inflamatorias, degenerativas u ortopédicas este tratamiento es ideal para ti. Tan solo solicita tu cita de inmediato y nuestros profesionales de Terafis te atenderán de manera excelente. 

 


¿Encontró un servicio para usted?


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies